La ONU busca nuevos socios en la cooperación con países en desarrollo

Por EFE lunes 10 de septiembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- La cooperación entre los países en desarrollo debe ampliarse con la participación de nuevos socios como el sector privado para movilizar recursos e intercambiar experiencias, dijeron las agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con sede en Roma.

La ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) celebraron por adelantado el Día Internacional para la Cooperación Sur-Sur, fijado para el 12 de septiembre.

La subdirectora de Asociaciones de la FAO, Dongxin Feng, insistió en un acto en la necesidad de “diversificar los recursos para atraer a más socios a la cooperación triangular que no sean solo gobiernos, sino también actores no estatales” como las empresas.

Si la cooperación Sur-Sur es el intercambio de conocimientos, tecnologías, políticas y otros recursos entre los países en desarrollo, la triangular implica la colaboración de al menos dos de esos países con una tercera parte, que suele ser un país desarrollado, uno emergente o una organización multilateral.

Feng destacó que esa clase de cooperación es un “instrumento efectivo” para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, establecidos por la comunidad internacional para 2030 y que incluyen la erradicación del hambre y la pobreza.

La coordinadora de Cooperación Sur-Sur del FIDA, Ama Brandford-Arthur, apuntó que las agencias están trabajando para elegir los recursos y los expertos de otros países que ayuden a reducir la pobreza en las naciones más pobres.

El subdirector de Políticas y Programas del PMA, Jean-Pierre de Margerie, agregó que también están estrechando sus relaciones con los BRICS (el bloque que conforman Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), seleccionando países en los que lanzar proyectos de cooperación conjunta y desarrollando una nueva metodología común para evaluar el impacto de sus actividades en el terreno.

Sobre la celebración el próximo año de la Segunda Conferencia de Naciones Unidas para la cooperación Sur-Sur en Buenos Aires, “esperamos que no sea un acto político más y que sirva para incluir a los pobres en la agenda”, dijo De Margerie.

La cita tendrá lugar en la capital argentina, que ya acogió en 1978 la Conferencia de la ONU sobre cooperación técnica entre países en desarrollo, de la que salió el llamado Plan de acción de Buenos Aires, considerado el documento fundacional de ese tipo de cooperación internacional.

En el acto también participó la secretaria general de la Organización Mundial de Agricultores, Arianna Giuliodori, quien aseguró que se debe contar con la opinión de los productores, “socios” junto a otros actores de la cadena alimentaria capaces de dar soluciones a cuestiones como el cambio climático.

La secretaria de la Federación de trabajadores rurales del Estado brasileño de Ceará, Rosangela Ferrerira, criticó que millones de agricultores brasileños no tienen tierras donde cultivar y pidió que los proyectos de cooperación incluyan el acceso a esos insumos, además de formación, crédito, tecnología y mercados.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar