La ONU avisa que el Líbano necesita más ayuda ante alto número de refugiados

Por El Nuevo Diario Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NACIONES UNIDAS.- La ONU alertó hoy sobre la difícil situación que vive el Líbano por el alto número de refugiados sirios que está acogiendo y defendió que la comunidad internacional debe prestar más apoyo al país.

"El Líbano ha demostrado a la comunidad internacional qué son la solidaridad y la hospitalidad. Desde el principio de la crisis las comunidades han abierto sus puertas", dijo en una conferencia el coordinador humanitario de Naciones Unidas en el país, Philippe Lazzarini.

"Pero tras 7 años de crisis, vemos más y más señales de una fatiga en esa hospitalidad", añadió Lazzarini, recordando que el Líbano es el país de la zona con una mayor proporción de refugiados en su territorio.

A finales de marzo, el primer ministro libanés, Saad Hariri advirtió de que el país se ha transformado en un "gran campo de refugiados" y se encuentra "al borde del colapso".

Más de un millón de sirios están registrados como refugiados en el Líbano, en su mayoría acogidos por comunidades de ese país y no separados en campamentos, mientras que también hay en el territorio una importante presencia de refugiados palestinos desde hace décadas.

Según Lazzarini, esas cifras han planteado desafíos no sólo demográficos, sino también económicos y sociales, sobre todo a medida que se hace cada vez más evidente que una mayoría de los sirios no van a regresar a corto plazo a su país.

El responsable de la ONU destacó la importante ayuda económica que los donantes internacionales han facilitado hasta ahora al Líbano para responder a la crisis de los refugiados, que en 2016 ascendió a 1.600 millones de dólares.

Sin embargo, subrayó que ese apoyo "no ha sido suficiente" para frenar el deterioro de la situación de la población.

"Si miramos a la situación general del país, la pobreza sigue creciendo. Se ha doblado desde 2014 y tenemos a un 80 o 90 % de los refugiados sirios viviendo bajo el umbral de la pobreza, pero también a un número de libaneses", señaló.

Lazzarini destacó que se necesita es un enfoque "más macroeconómico" y respaldó la solicitud de más inversiones hecha por el Gobierno libanés con el fin de generar empleo y modernizar sus infraestructuras.