La noche de los Grammy 2017, momentos memorables

Por Carlos Luis Baron lunes 13 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- En su primera actuación desde que anunció que está embarazada de mellizos, Beyonce brilló de los pies a la cabeza en los Grammy, en tanto, Adele se llevó a casa los premios más importantes de la noche y tuvo una rara segunda oportunidad en vivo cuando sufrió un tropiezo en su homenaje a George Michael.

Mientras, La hija de Beyonce, Blue Ivy, se robó el show con su adorable atuendo inspirado en Prince.

A continuación los momentos más memorables de la gala realizada el domingo en Los Ángeles:

Madre Beyonce

Beyonce celebró su maternidad y femineidad en una actuación muy esperada: la primera desde que anunció su embarazo.

Ataviada toda de dorado, con una gargantilla, una corona y un velo, a menudo sostuvo su vientre con las manos.

Aunque se saltó las elaboradas coreografías que suelen verse en sus espectáculos, la actuación fue visualmente cautivadora, con imágenes fantasmales de mujeres y niños bailando a su alrededor. Presentada por su madre, Tina Knowles, Beyonce veía a su esposo, Jay Z, y a su hija Blue Ivy.

Sucumbió ante Adele, líder en ventas de la industria musical en 2016, en las categorías principales.

Adele, toma dos

Lo que a todo el mundo le encanta de Adele es que pese a su gran talento vocal todavía se pone nerviosa y comete errores en grandes escenarios.

El año pasado en los Grammy, su actuación fue arruinada por un problema técnico, pero esta vez ella falló en una de sus interpretaciones y pidió otra oportunidad.

Tras abrir la ceremonia con una interpretación perfecta de su éxito "Hello", la cantante británica salió una segunda vez para honrar la memoria del fallecido George Michael.

Pero poco después de comenzar el sombrío número orquestal de "Fastlove", paró de cantar, maldijo y le pidió a la banda que comenzara de nuevo, un raro incidente en un espectáculo en vivo. "No puedo arruinarle esto a él", explicó.

Carpool Karaoke

El anfitrión de la TV nocturna, James Corden, se ha hecho una carrera cantando con músicos invitados en su auto, y el domingo llevó uno de cartón al Staples Center de Los Ángeles.

El maestro de ceremonias reunió a un grupo de músicos que estaban sentados en las primeras filas para cantar el clásico de Neil Diamond "Sweet Caroline".

Pero entre Jennifer López, Jason Derulo, Tim McGraw, Faith Hill, Keith Urban y John Legend, pocos de los artistas parecían recordar la letra. El número lo salvó Blue Ivy al saltar al final en la escena.

Política

Los artistas, en la alfombra roja y durante la ceremonia, se expresaron sobre el clima político de división en vestidos, canciones y discursos.

La actriz transgénero, Laverne Cox, pidió a los espectadores que buscaran en Google Gavin Grimm, un estudiante transgénero cuyo caso contra los llamados proyectos de leyes sobre baños será considerado por el Tribunal Supremo federal.

A Tribe Called Quest y Anderson Paak cantaron "We the People" y terminaron gritando con los puños en el aire "Resistan".

Paris Jackson, la hija de 18 años del ícono pop Michael Jackson, pidió apoyo a las protestas contra el oleoducto de Dakota Access.

Jennifer López fue más sutil pero clara cuando hizo su llamado de acción: "No hay tiempo para la desesperación, no hay lugar para la autocompasión, no hay necesidad de silencio ni espacio para el temor", dijo.

Katy Perry estrenó un sencillo cargado de metáforas, "Chained to the Rhythm", sobre la autocomplacencia de la música pop en un número que terminó con ella parada junto al cantante Skip Marley frente a una imagen de la Constitución estadounidense.

La cantante Joy Villa recorrió la alfombra roja con el eslogan de campaña del presidente Donald Trump, "Make America Great Again", estampado en su vestido, pero recibió un aluvión de críticas en las redes por su artilugio para llamar la atención.

Bruno Mars

Blue Ivy no fue la única que honró al hombre que vistió de púrpura. Bruno Mars deslumbró con su homenaje al fallecido ícono de la música, ataviado en un brillante abrigo morado y tocando la guitarra como una vez lo hizo Prince. Junto con los colaboradores de Prince The Time, el popurrí de canciones incluyó "Jungle Love", "The Bird" y "Let’s Go Crazy".