La NBA presenta los uniformes para el All-Star Game 2017

Por El Nuevo Diario jueves 5 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO.- La NBA ha montado su propia carroza en la cabalgata de los Reyes Magos y desde ahí nos ha lanzado su regalo: los uniformes que lucirán los dos equipos que disputarán en el próximo mes de febrero el All-Star Game.

Decir insulsos podría ser decir demasiado, pero queda claro que para esta ocasión contaremos con unos uniformes sencillos, limpios, poco arriesgados y de colores tenues. Desde luego un diseño mucho menos estrambótico que la última vez que este partido tuvo lugar en New Orleans, en 2014.

Éste era el último año en el que Adidas se encargaba de diseñar las equipaciones del partido de las estrellas, ya que a partir del próximo curso será Nike quién cubrirá la moda de la mejor liga de baloncesto del mundo; eso incluye también los eventos especiales como los partidos del Día de Navidad o la fiesta del All-Star.

Adidas ha mantenido la tendencia de sus dos últimas entregas y no ha apostado por innovar o sorprender demasiado. Se mantiene en la línea de lo seguro, sin salirse por la tangente. Pero desde luego, a quienes les guste el estilo retro estarán encantados con las equipaciones de la presente edición. Aquí os dejamos las primeras fotografías.

En la parte derecha de la pechera volvemos a contar con el símbolo de Kía como patrocinador; y mejor que nos acostumbremos cuanto antes a él porque desde la temporada que viene lo veremos en todas las camisetas de las treinta franquicias durante todos los partidos del año.

En cuanto a los colores del ambos bandos, van de un extremo a otro en la escala de grises, el más claro para los representantes de la Conferencia Este y el más oscuro, casi rozando el negro, para los del Oeste. Las camisetas de calentamiento cuentan en la parte de delante con la serigrafía de la edición: la número 66.

Existe el rumor lógico de que este diseño haya contado con poco tiempo para su elaboración, debido al precipitado cambio de sede, de Charlotte a New Orleans, por el desagradable asunto de la ley en contra del colectivo LGBT.

Es bastante probable que antes de conocerse la modificación en la hoja de ruta, ya hubiese un diseño en marcha para jugar en Charlotte, y se hayan apartado del mismo —o incluso reservado para el hipotético de 2019—, desarrollando unos nuevos para la nueva ubicación.