La nave tripulada Soyuz MS-16 se acopla con éxito a la EEI

Por EFE jueves 9 de abril, 2020

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- La nave tripulada rusa Soyuz MS-16 se acopló hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), poco más de seis horas después de su lanzamiento desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), según las imágenes de la maniobra transmitidas en directo por la agencia espacial rusa, Roscosmos.

La nave, con tres tripulantes a bordo -los rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vágner y el estadounidense Christopher Cassidy-, se enganchó al módulo “Poisk” del segmento ruso de la EEI a las 14.13 GMT tal y como estaba previsto.

El acoplamiento se realizó en régimen automático y fue supervisado desde tierra por el Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia y en el espacio por los actuales inquilinos de la EEI -el ruso Oleg Skrípochka y los estadounidenses Jessica Meir y Andrew Morgan- y los tripulantes de la Soyuz MS-16.

Dos horas más tarde, solo una vez que se haya comprobado el hermetismo del ensamblaje y se igualen las presiones de la Soyuz MS-16 y la EEI, se procederá a la apertura de las escotillas y los recién llegados entrarán en la plataforma orbital, que será su morada durante los próximos 196 días.

El acoplamiento de los ingenios espaciales se produjo sobre el Atlántico Norte.

Durante su estancia en las estación, los nuevos tripulantes recibirán cuatro cargueros: dos rusos (Progress), uno japonés (HTV-9) y uno estadounidense (Cygnus).

Además, en mayo esta prevista la llegada de la nave estadounidense Crew Dragon, que por primera vez llevará tripulantes a la EEI en un vuelo de prueba.

Los preparativos de la nueva expedición a la plataforma orbital se realizaron en medio de rigurosas medidas de seguridad sanitaria debido a la pandemia de COVID-19.

Ivanishin, Vágner y Cassidy estuvieron en estricta cuarentena durante un mes y medio antes el emprender el vuelo hacia la EEI, por lo que los especialistas descartan que puedan llevar el nuevo coronavirus a la plataforma orbital.

“Estamos seguros de que llegaremos completamente sanos a la estación, porque nuestros médicos se preocupan muy bien de nosotros”, dijo Cassidy en una conferencia de prensa telemática el miércoles, la primera previa a un vuelo espacial sin periodistas en la sala.

Roscosmos informó de que los 270 especialistas que se trasladaron a Baikonur para el lanzamiento fueron sometidos a test de coronavirus a fin de garantizar la seguridad sanitaria en el cosmódromo.

También por primera vez familiares y amigos de los viajeros espaciales no pudieron despedirse de ellos en Baikonur ni presenciar desde las instalaciones del cosmódromo el lanzamiento de la nave rumbo a la EEI.

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan 15 naciones, actualmente está integrada por 15 módulos permanentes y orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar
Apple Store Google Play
Continuar