La Migración en el contexto internacional

Por Jeovanny Terrero viernes 12 de julio, 2019

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) define al migrante como cualquier persona que se traslada o se ha trasladado, cruzando una frontera internacional o dentro de un Estado, a un lugar alejado de su lugar de residencia habitual, independientemente del estatus jurídico de la persona; si el movimiento es voluntario o involuntario;  cuáles sean las causas del movimiento; o  cuál sea la duración de la estadía.

Las recientes olas migratorias de centroamericanos hacia Estados Unidos la cual generó  tensión en la región y tiene su origen en lo económico y el subdesarrollo de los pueblos, han traído más problemas para  Honduras, el Salvador y Guatemala debido a la política exterior implementa por la Casa Blanca.

Y atendiendo a muchas preocupaciones en el mundo nace en septiembre del año 2000 mediante la resolución 53/239, donde más de 190 jefes de estado y de gobierno proclamaron la Declaración del Milenio (2000-2015).

Esta manifestación consta de ocho objetivos principales. Sin embargo, la migración, uno de los grandes motores del desarrollo socio-económico global, fue dejada fuera del debate.

Luego de nuevo el  25 de septiembre de 2015 alrededor de 147 jefes de Estado y de gobierno de los países miembros de las Naciones Unidas reunidos en su Asamblea General aprobaron en la Cumbre Mundial del Desarrollo Sostenible – mediante la Resolución 70/1- la estrategia internacional denominada “Transformar nuestro mundo: Para el Desarrollo Sostenible  continuación de la anterior ahora con 17 objetivos.

La misma reconoce en la  migración un aspecto fundamental del desarrollo, con lo cual por primera vez la migración se integra explícitamente en la agenda mundial del desarrollo

Y dentro de las 169 metas, solo existen 4 directamente relacionadas con migraciones.

Y son las que se refiere a la migración en la Meta 10.7 del Objetivo 10. Cito. “Reducir la desigualdad en los países y entre ellos”, que insta a “Facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas.” Muchos otros objetivos hacen también referencia directa a la migración, mientras que para otros la migración es un asunto intersectorial que debe tenerse en cuenta.

En fin los desplazamientos humanos constituyen uno de los grandes desafíos que interpelan a las democracias contemporáneas, cada vez más personas en todo el mundo, siguen resistiendo y construyendo proyectos de vida en movilidad, como lo han hechos durante mucho tiempo.

En conclusión, debemos entender que quien se sube en una lancha o se sube en el tren la bestia o se traslada a píe  con sus hijos pequeños para atravesar todo el mar o Centroamérica, lo envían acompañados de un coyote para que pasen ilegalmente las fronteras, tienen motivos para hacerlos.

Y esto nos debe llevar a un debate ético fundamental acerca del derecho a emigrar, pues los conflictos migratorios no son otras cosas que conflictos de derechos.

La Agenda del 2030 tiene en sus manos ese debate.

Por Jeovanny Terrero

Anuncios

Comenta