La metamorfosis de la élites 

Por Daygorod Fabián Sánchez
Sinceramente Carolina Mejía tiene como mérito único ser hija de Hipólito Mejía. Fuera de ahí no destaca por más nada.
Además, si observamos sus entrevistas e intervenciones se notará que ella no CONCEPTUALIZA sobre la base de los temas esenciales.
En términos políticos no ha logrado nada por mérito propio, ya que fue fruto de un acuerdo de cuotas en el PRM. Ganó la Alcaldía del Distrito Nacional por el partido, no porque ella sumó nada.
Institucionalmente ha hecho una pésima gestión como secretaria general del partido de gobierno, ya que lo ha dejado abandonado a su suerte.
Ahora, como la mayoría de las élites partidarias sufre una metamorfosis, donde se resiste al sometimiento del escrutinio de las bases políticas y por ende a la sociedad.
Insistir en la convención de delegados, solo evidencia que se cambia de casas pero no de mañas.
Daygorod Fabián Sánchez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar