La medida contraria

Por Daygorod Fabián Sánchez martes 13 de septiembre, 2022

Como parte del Sistema Educativo, en mis funciones de docente, tengo cuota de culpa por la mala calidad educativa, pero también calidad suficiente para exaltar o criticar las medidas que implementen las autoridades.

La función del Estado es garantizar la gratuidad de la educación. Para ello debe construir suficientes aulas para acoger a los educandos, que por lo general proceden de los estratos sociales más pobres del país, pues quienes van a las escuelas públicas son los pobres no los ricos.

Actualmente existe unas 700 escuelas (aproximadamente) a falta de terminación, todas en más de un 70%. Además, hay un déficit de unos 4 o 5 mil docentes. Supliendo esas necesidades tendríamos cupo para el conglomerado estudiantil.

La solución a la falta de cupo no es alimentar el empresariado voraz o insaciable que todo lo quiere.

La medida tomada por el Ministro de Educación de pagar el colegio privado a unos 100 mil alumnos que se quedaron sin cupo es una muestra de que ese ministerio, del que formo parte y soy empleado, ha sido entregado a un representante de los empresarios y no de los intereses de los que menos pueden.

Una de las causas que explica, pero aún no se ha explicado, la falta de cupo en las escuelas es la abundante cantidad de nacionales haitianos que están en nuestras escuelas, sin documentación, sin nada que los avale, con nuestros impuestos, usufructuando nuestros recursos ante la mirada indiferente de las autoridades.

Por Daygorod Fabián Sánchez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar