La Madre Tierra grita males que le afectan 

Por Massiel De Jesus viernes 20 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Este domingo, 22 de abril, varios países del mundo celebran desde 1970 el Día de la Tierra, con el objetivo de generar conciencia sobre las circunstancias en las que se encuentra el planeta a consecuencia de diversos males.

Planeta Tierra

“El Día Internacional de la Madre Tierra” encuentra al mundo con graves retos, según el geólogo y ambientalista dominicano Osiris de León, entre los que cita, la contaminación, la conservación de la biodiversidad, la deforestación, el crecimiento habitacional desproporcionado, la poca disponibilidad de agua potable y el descontrol de la polución de las industrias.

De acuerdo al geólogo consultado por este diario, uno de los males que afecta la salud de la Madre Tierra es el uso intensivo de los combustibles fósiles acumulados.

Esto, a juicio del experto, está generando un proceso de calentamiento global que a su vez distorsiona el clima, provocando así huracanes cada vez más fuertes y destructores y la ocurrencia de otros fenómenos naturales.

“Hemos ido creciendo a nivel habitacional en los núcleos urbanos sin contar con el soporte adecuado de las aguas residuales. Entonces nos encontramos de repente con desechos residuales e industriales que están yendo a los arroyos, ríos y los mares”, destacó.

Dijo que este descontrol se refleja en el daño a la fauna acuática tanto de agua dulce como salada, al tiempo de asegurar que afecta la disponibilidad de agua potable para consumo humano, por la disminución del caudal de los ríos, ya que cada persona utiliza al menos 250 litros de agua cada día.

Cambio Climático

El también asesor científico del Poder Ejecutivo en geociencias, sismicidad y prevención de desastres, expresó que el tema del calentamiento global es una situación que no sólo afecta a República Dominicana sino a todos los países del mundo.

“Hay que recordar que como el planeta es único, la contaminación que se pone en el aire de un determinado país puede ser llevado hasta otro país por las masas de aire que las empujan en función  de las condiciones de presión, temperaturas y flujos de vientos”, resaltó.

Subrayó que este país apenas aporta un 0.000025 % del volumen total de gases de efectos invernaderos, a diferencia de China que aporta un 25 % del volumen total y Estados Unidos un 18 %.

Sin embargo, enfatizó que pese a este poco aporte de República Dominicana, todos los países terminan siendo afectados por las altas temperaturas y que por dichas razones se deben aunar esfuerzos mayores para combatir esta situación ambiental.

¿Cómo enfrentar estos retos?

El daño que ha provocado el hombre al medio ambiente sólo es posible solucionarlo con la participación activa de su principal agresor, el hombre, según recomiendan expertos en esta materia.

De León señaló que pese a que existen industrias automotrices que están produciendo autos con menor nivel de efecto invernadero, República Dominicana debe promulgar una ley que  prohíba importar vehículos que tengan altos niveles de emisiones de gases contaminantes.

De igual forma, indicó que las industrias eléctricas, azucareras, cafeteras y demás, deben instalar catalizadores y precipitadores electrostáticos, así como filtros de mangas para reducir la contaminación del aire.

No obstante, reiteró que esto debe ir a la par con la construcción y diseño de sistemas de alcantarillados sanitarios para disminuir los niveles de contaminación cloacal de las aguas superficiales y subterráneas.

“República Dominicana debe llevar un programa de educación a la población con el objetivo de lograr la concienciación de que en la medida en que utilicemos menos energía se está emitiendo menor cantidad de gases, porque cada vez que se consume 100 kilovatios hora de energía fósil, estamos aportando 65 kilogramos de bióxido de carbono (CO2) a la atmósfera”, sugirió el geólogo De León.

También citó que dentro de las soluciones está realizar un intensivo programa de reforestación.

En cuanto a las acciones que realiza el Estado dominicano para aportar a la disminución de gases, dijo que el Gobierno ha sembrado en el último año unas 120,000 plantas en la vertiente sur de la Cordillera Central y en algunas áreas de las tierras de Neiba, pero hay que extenderla hacia Bahoruco, la vertiente norte de la Cordillera Central, la  Cordillera Septentrional y la Cordillera Oriental del país.

Otra de las posibles soluciones que señaló de León es que el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRAN) trabaje en revisar todos los vehículos que circulan en el territorio nacional para que se provean de un catalizador electrolítico que pueda comprimir los gases emitidos por estos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar