La Ley de Partidos Políticos y la Ley Electoral

Por Edward Hidalgo Pérez jueves 17 de agosto, 2017

Hace doce años, el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, invitaba a los venezolanos a abrazar el socialismo y afirmaba que su proyecto político revolucionario era una fase de transición rumbo al establecimiento de un sistema de gobierno y de una economía socialista.

Hace doce años el entonces secretario de la OEA, José Miguel Insulza, informaba acerca de la necesidad que tenía América Latina de fomentar democracias fuertes para evitar el populismo y lograr una mejor distribución de la riqueza.

Desde hace doce años aproximadamente, aquí en la República Dominicana, los partidos políticos y los sectores tanto de la sociedad civil como la de la sociedad empresarial, aclaman la necesidad de que se apruebe La Ley de Partidos Políticos y que se reforme la actual Ley Electoral, la cual no ha sido tocada desde el 1997 (hace veinte años).

La democracia dominicana necesita urgentemente estimular la participación de sus ciudadanos en los procesos políticos y a su vez asegurar una mayor democracia interna en los partidos. Actualmente requerimos reglas claras para la competencia electoral e incentivar la transparencia dentro de las organizaciones políticas. Debemos hacer esto para recuperar la fe que ha perdido gran parte de nuestra población en nuestro sistema político.

Debemos en particular, luchar por esa parte de la población que se siente desamparada, que se siente poco representada y que representa un 60 por ciento de la población electoral de la República Dominicana: la juventud. Es imprescindible contar con una cuota de representación para la juventud, para asegurar la reducción de las barreras socioeconómica y lograr una prosperidad sostenible para las futuras generaciones.

Para poder seguir avanzando como nación, debemos comprender que necesitamos aprender de las lecciones aprendidas por nuestros países hermanos (como Venezuela), debemos adaptarnos a los tiempos, y debemos evolucionar constantemente.

Nunca olvidemos que como bien dice la Constitución, entre otras cosas, los partidos políticos sirven al interés nacional, al bienestar colectivo y al desarrollo integral de la sociedad dominicana. Para poder cumplir con estas palabras, es imprescindible llenarnos de valor y luchar por una Ley de Partidos Políticos y por una reforma a la Ley Electoral que vaya de acuerdo a los tiempos y que nos represente a todos.

Comenta