La Justicia niega el recurso de aspirante presidencial preso en Nicaragua

Por EFE lunes 14 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, MANAGUA.- El Poder Judicial de Nicaragua negó este lunes un recurso interpuesto a favor del aspirante a la Presidencia por la oposición Félix Maradiaga, capturado la semana pasada, cuando faltan cinco meses de las elecciones en las que el presidente, Daniel Ortega, busca su tercera reelección consecutiva.

La defensa de Maradiaga había interpuesto un recurso de exhibición ante el Tribunal de Apelaciones de Managua para conocer las condiciones de salud del precandidato, ya que no ha vuelto a ser visto desde su captura el pasado día 8 de junio.

Tampoco se le ha permitido conversar con sus abogados, según ha dicho su entorno.

Maradiaga es acusado por delitos como supuestamente pedir “intervenciones militares” contra Nicaragua, que pueden llevarlo a ser considerado culpable de “traición a la patria”, por lo cual enfrentaría entre dos y 20 años de prisión.

La Sala Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua declaró “improcedente el recurso de exhibición personal”, con base en que el reo fue presentado ante un juez antes de que el recurso legal fuera introducido al Poder Judicial, según la resolución.

Asimismo, declaró que “no existe detención ilegal” en el caso de Maradiaga, cuya orden de arresto fue emitida un día después de su captura, de acuerdo con la resolución.

EXIGEN PRUEBA DE VIDA DE OPOSITOR

La esposa de Maradiaga, Berta Valle, llamó desde el exilio a la comunidad internacional para que exija a Ortega una “prueba de vida” del aspirante presidencial por la Unidad Nacional Azul y Blanco.

“Mi esposo Félix Maradiaga lleva seis días secuestrado y desaparecido por el régimen de Ortega en Nicaragua. No tenemos noticias de su integridad física y ubicación actual. Se le ha negado todo respeto a sus derechos humanos” afirmó.

Valle también hizo un llamado “urgente” a la comunidad internacional “para que exija que el régimen de Ortega brinde una prueba de vida”, en un video distribuido por redes sociales.

La esposa, quien también pidió que se exija la liberación “de los más de 130 presos políticos en Nicaragua”, afirmó que “la detención de Félix, así como la de otros candidatos presidenciales, líderes de la sociedad civil y de la oposición en Nicaragua, es un intento del régimen por provocar miedo y terror”.

También busca negarles sus “derechos de elegir” a los representantes a través de “la vía democrática”.

En menos de dos semanas, el Gobierno de Ortega ha desencadenado una ola de arrestos contra opositores, entre los cuales están cuatro aspirantes a la Presidencia, dos exvicecancilleres, dos exguerrilleros sandinistas disidentes, y tres mujeres líderes de diferentes grupos adversarios del gobernante.

Antes de dichas detenciones, los organismos humanitarios y familiares habían informado que en las cárceles de Nicaragua había más de 120 “presos políticos”, la mayoría a raíz de la revuelta popular que estalló contra Ortega en abril de 2018.

Tanto las agrupaciones a las que pertenecen los detenidos, como sus abogados, han coincidido en que los arrestos de las últimas dos semanas son ilegales por ejecutarse sin orden judicial, y que violan los derechos humanos porque en la mayoría de los casos no se ha vuelto a saber de los capturados.

En las elecciones del próximo noviembre Ortega se jugará 42 años de primacía casi total sobre la política nicaragüense.