La Justicia italiana admite paternidad a dos hombres por gestación subrogada

Por El Nuevo Diario Martes 28 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ROMA.-La Justicia italiana ha reconocido la paternidad de dos hombres cuyos hijos nacieron en Estados Unidos mediante gestación subrogada en una sentencia sin precedentes en el país, informaron hoy medios locales.

El fallo dictado por el Tribunal de Apelación de Trento (noreste) con fecha 23 de febrero y difundido hoy reconoce la relación paternofilial entre dos niños nacidos por vientre de alquiler y sus dos padres.

La sentencia establece la "absoluta indiferencia de las técnicas de procreación, que se hayan utilizado en el extranjero, respecto al derecho del menor de ser reconocido como hijo de los padres que lo hayan portado al mundo, en el ámbito de un proyecto de crianza compartida".

Afirma que la inexistencia de una relación genética entre los menores y los padres no es obstáculo de reconocimiento judicial en Italia, pues en el ordenamiento jurídico italiano no se habla de que exista un modelo parental exclusivamente fundado en vínculos biológicos entre el padre y el hijo.

De este modo el nombre de los dos padres figurará en el certificado de nacimiento de ambos niños.

La asociación italiana Famiglie Arcobaleno (Familias Arco iris) ha celebrado el fallo judicial con un comunicado publicado en su página web.

"La sentencia establece el derecho de los menores nacidos en parejas gais o lesbianas a poder ser reconocidos como hijos de ambos padres, independientemente de cómo hayan nacido e independientemente del dato puramente biológico", ha dicho.

La decisión judicial también ha sido aplaudida desde el ámbito político, como por el senador del gubernamental Partido Demócrata (PD), Sergio Lo Giudice, que con un mensaje en Twitter ha declarado que esta "sentencia histórica escribe una nueva página en la jurisprudencia de los derechos".

El expresidente de la región de Apulia (sur), Nicchi Vendola, que tuvo un hijo en Estados Unidos mediante este mismo método, celebró en Twitter esta "página histórica para los derechos" de los homosexuales y dijo que "cuando haces crecer, cuidas y amas un hijo, entonces eres padre, madre o progenitor".

Por contra muchos se posicionaron en contra de esta sentencia, como la líder de los ultraderechistas de "Hermanos de Italia", Giorgia Meloni, quien consideró "inaceptable" una práctica que, dijo, "vende el cuerpo de la mujer y la maternidad por dinero".

Señaló que el único modo de detener esta técnica "indigna" es aprobar su propuesta de ley con la que la maternidad subrogada sería considerada un delito universal y, por lo tanto, castigada en Italia aunque se cometa en el extranjero.

El vicepresidente del Senado, Roberto Calderoli, de la xenófoba Liga Norte, dijo que esta sentencia "destruye toda idea de familia tradicional y liberaliza esta práctica (…) por la que un hijo puede ser pedido y comprado exactamente como si fuera un coche".

La diputada de la conservadora "Fuerza Italia", Elena Centemero, dijo que la política debe esmerarse para impedir esta práctica que tildó de "aberrante" porque en su opinión "lesiona gravemente los derechos humanos de las mujeres y de los niños".