La Justicia investiga la filtración masiva de datos médicos de franceses

Por EFE jueves 25 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- La Justicia francesa ha abierto una investigación después de que datos médicos confidenciales de cerca de 500.000 ciudadanos, procedentes de una treintena de laboratorios, fueran publicados en internet.

La sección de cibercriminalidad de la Fiscalía de París lanzó sus pesquisas este miércoles por intromisión y posesión fraudulenta de datos en un sistema de tratamiento automatizado y por extracción, mantenimiento y transmisión fraudulenta de esa información, confirmaron hoy a EFE fuentes judiciales.

La investigación ha sido confiada al OCLCTIC, el servicio de la policía especializado en la lucha contra la delincuencia en las tecnologías de la información y la comunicación.

La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) indicó este miércoles en un comunicado que las constataciones preliminares indican que hubo “una violación de datos de una amplitud y de una gravedad particularmente importante”.

Este organismo encargado de velar por la confidencialidad de este tipo de datos explicó que las informaciones volcadas en la web procederían de laboratorios de análisis médicos contra los que no descarta aplicar medidas “represivas” si se comprueba que no habían tomado medidas apropiadas de seguridad.

El archivo puesto a disposición en libre acceso, según el diario Libération, afectó a 491.840 personas, de las que se publicaron en internet sus datos de contacto, su número de la Seguridad Social, su grupo sanguíneo, patologías o tratamientos recibidos, según los casos.

La mayoría de los laboratorios afectados están ubicados en el noroeste de Francia y su información se había recopilado entre 2015 y el pasado octubre.

Disputa entre piratas informáticos

El periodista Damien Bancal, especialista en cuestiones de ciberseguridad que dio a conocer la filtración el pasado 14 de febrero, cree que esa información acabó en internet como consecuencia de disputas entre piratas informáticos.

De acuerdo con su versión, esos piratas inicialmente querían comercializar el contenido, pero esas querellas desembocaron en la venganza de uno de ellos, que lo distribuyó gratuitamente y al final todo acabó en la red.