La inflación no es solo en RD

Por Elvin Castillo

¿Qué es la inflación?

La inflación se define como un incremento en el nivel general de precios de todos los productos y/o servicios en una economía.

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informó este viernes de que la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) en diciembre de 2021 fue del 0.73 %, dejando la inflación interanual, medida desde diciembre 2020 a diciembre 2021, en 8.50 %.

La institución reiteró que la evolución de los precios internos ha estado impactada por la situación de los mercados comerciales internacionales, habiéndose generado cuellos de botella en las cadenas de suministro, combinados con aumentos sustanciales en las tarifas de los contenedores y fletes globales.

En E.E.U.U.

La inflación en Estados Unidos creció en el último mes a su ritmo más acelerado en casi 40 años, un incremento del 7 % respecto al año anterior que ha disparado los gastos de las familias, se ha comido los aumentos salariales y colocada presión sobre el presidente Joe Biden y la Reserva Federal para atender lo que se ha convertido en la mayor amenaza para la economía estadounidense.

En Europa

En agosto, septiembre y octubre de 2021, la inflación alcanzó su nivel más alto en Europa en los últimos 13 años, y las cifras nacionales siguen subiendo. En España la variación anual del IPC ha pasado de un 5,5% en noviembre a un 6,7% en diciembre, según el indicador adelantado del INE.

Posibles soluciones

Cada país tiene una realidad distinta de cómo afrontar una escala de inflación, cada equipo económico tiene una fórmula distinta de cómo afrontar estas situaciones por lo que es muy difícil lograr un consenso sobre la fórmula idónea para afrontar una situación que pone en aprietos sobre todo a los sectores más vulnerables de la sociedad (pensionados, clase de más bajos ingresos).

Ahora bien, en nuestro caso tenemos una visión con relación a cómo el presidente Abinader y su equipo deberían afrontar esta escalada alcista en los precios de todos los productos fruto en su mayoría a factores exógenos que no tienen que ver necesariamente con un buen o mal manejo de la macroeconomía por parte del gobierno.

Históricamente frenar un hola de inflación ha sido muy duro para todos los gobiernos porque la fórmula que más se asemeja a una posible solución es electoralmente castigable y nos referimos a elevar tasas de interés y reducir el gasto público para de esa manera provocar una merma en el consumo y por ende que tenga un impacto directo en la reducción de los precios de los productos.

Evidentemente eso siempre tendrá resistencia lógica porque encima de que ya la inflación se está tragando los salarios y está enviando millones de personas a situaciones difíciles pensar en una fórmula que reduzca el gasto público en un momento de crisis pudiera parecer contraproducente, pero hacer lo contrario, aunque temporalmente llevaría un alivio a la larga sólo generaría una inflación peor.

Combustibles

Otro mito cuando se habla de inflación es la idea de que rebajando un producto de alta demanda como el combustible va ayudar a reducir la ola inflacionaria y no hay nada más falso. La inflación es un tema netamente monetario e Intervienen multiplicidad de factores que la disparan y tomar medidas aisladas con determinados productos para controlarlos no va lograr frenar la inflación.

Esto no quiere decir que el gobierno no deba revisar la ley de hidrocarburos como prometió el presidente el pasado 27 de febrero y tampoco quiere decir que el gobierno no tome acciones concretas para ayudar a paliar la situación de los más necesitados del país, claro que debe hacerlo pero siempre teniendo en cuenta que esas acciones nunca pueden ir de la mano con una estrategia para detener la inflación que actualmente afecta todo el planeta.

Al final mí visión es qué deben elevarse programas sociales que ayuden a los más necesitados a sobre pasar esta situación, pero paralelamente a esas acciones tener la visión correcta para frenar la inflación y evitar que llegue a niveles incontrolables, si algo de positivo tiene para las aspiraciones del presidente de cara a su posible reelección es que este reto tan complicado es a inicio de 2022 y no de 2024.

Por Elvin Castillo

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar