La inflación del primer trimestre en Brasil fue la menor en 24 años

Por admin viernes 7 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, RIO DE JANEIRO.- La inflación acumulada en el primer trimestre del año en Brasil fue del 0,96 %, casi tres veces inferior a la de los tres primeros meses de 2016 (2,62 %) y la menor para ese período en los últimos 24 años, informó hoy el Gobierno.

La variación del índice oficial de precios en el primer trimestre fue la menor en Brasil desde la entrada en vigor en 1994 del Plan Real, el programa de ajuste económico que puso fin a lustros de inflación fuera de control, según el boletín divulgado este viernes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Con la fuerte reducción de la inflación en el primer trimestre, el índice interanual bajó hasta el 4,57 %, menos de la mitad del 9,39 % medido entre abril de 2015 y marzo de 2016.

Estos índices son compatibles con la meta que se impuso el Gobierno de terminar el año con una variación de los precios del 4,5 %, con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

En el informe trimestral que publicó la semana pasada, el Banco Central brasileño redujo su previsión para la inflación este año desde el 4,7 % que calculaba en diciembre pasado hasta el 4,0 %. Los economistas del mercado financiero, por su parte, proyectan para 2017 una inflación del 4,10 %.

De cumplirse estas previsiones, Brasil terminará 2017 con una inflación por debajo del centro de su meta (4,5 %), algo que no consigue desde 2009, y en el menor nivel desde 2006 (3,14 %).

Brasil cerró 2015 con una inflación del 10,67 %, su mayor nivel en trece años, y el índice se ubicó en 2016 en el 6,29 %, dentro del límite máximo de tolerancia, que era entonces del 6,5 %.

De acuerdo con el organismo gubernamental de estadísticas, en la reducción de la inflación en el primer trimestre contribuyó especialmente el resultado de marzo, cuando los precios sólo variaron un 0,25 %, por debajo de los de febrero (0,33 %) y de los de enero (0,38 %).

La inflación en marzo fue cerca de la mitad de la del mismo mes del año pasado (0,43 %) y la menor para este mes desde 2012 (0,21 %).

La variación de los precios en marzo podía haber sido menor si las tarifas de energía eléctrica no hubieran aumentado en un 4,43 % con la decisión del Gobierno de cobrar un adicional ante la necesidad de activar algunas termoeléctricas para compensar la menor energía generada por las hidroeléctricas.

El aumento de las tarifas de energía fue responsable por 0,15 puntos porcentuales de la inflación de marzo en Brasil.

El índice de precios en marzo también fue presionado por el aumento del 0,95 % en las tarifas de educación con el inicio del año lectivo.

Los alimentos, por su parte, tan sólo aumentaron un 0,34 % en marzo, en tanto que los precios de cuatro sectores registraron reducción (deflación): transportes (-0,86 %), comunicación (-0,63 %), artículos de residencia (-0,29 %) y vestuario (-0,12 %).

De acuerdo con los economistas, la bajada de la inflación en marzo y en el trimestre fue provocada por la grave recesión del país, la más aguda en varias décadas y que provocó un fuerte aumento del desempleo, una reducción de la renta de los trabajadores y el encarecimiento del crédito.

La economía de Brasil se encogió un 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y un 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.