La India pone fin al uso de plásticos de un solo uso entre voces discrepantes

Por EFE viernes 1 de julio, 2022

EL NUEVO DIARIO, NUEVA DELHI.- La India prohíbe desde este viernes la venta y distribución de plástico de un solo uso para reducir el impacto de estos residuos en el medio ambiente, una medida que para los ambientalistas es todavía insuficiente en uno de los países más contaminados del mundo.

La normativa, enmendada en agosto del año pasado, marcó este día como el límite para la desaparición de los plásticos de un solo uso en 19 artículos, entre los que se incluyen cubertería, pajitas, vasos y policloruro de vinilo (PVC, producto plástico) de menos de 100 micras, entre otras.

Con esto queda también prohibido la venta de materias primas para este tipo de artículos en todo el país.

La decisión se considera un gran paso para reducir las emisiones contaminantes en un país que genera alrededor de 3,5 millones de toneladas de plásticos anuales, y cuya “generación de desechos plásticos per cápita casi se ha duplicado en los últimos cinco años”, informó el ministerio de Medio Ambiente indio en un comunicado.

El plan está en sintonía con la promesa a Naciones Unidas del primer ministro indio, Narendra Modi, de poner fin al plástico de un solo uso para 2022.

No ataca al problema real

No obstante, para Dhrstadyumn Khera, portavoz de la organización medioambiental india There Is No Earth B (No Hay Planeta B), la solución de las autoridades parece ser insuficiente para reducir significativamente el consumo de plástico en el gigante asiático.

Para empezar porque los plásticos multicapa “continúan produciéndose sin ataduras en el país”, y este tipo de residuo “genera mucha contaminación del aire” por la cantidad de energía que precisan las fábricas para su producción, señaló a EFE.

La porción de plásticos que se han prohibido representan “una pequeña fracción” de desechos, excluyendo, por ejemplo, los tetrabriks o las bolsas de patatas multicapa, que son consumidas a diario por las familias indias, apuntó.
Pagan los más pobres

Pero además, la prohibición de los plásticos de un solo uso afecta de manera negativa en los pequeños empresarios porque no pueden acceder a alternativas sostenibles por su elevado costo en el mercado.

A pesar de que la India es capaz de producir alternativas al plástico, como la caña de bambú para las pajitas o las cucharas de madera, son instrumentos que “no lo pueden pagar estos pequeños comerciantes, por lo que definitivamente les va a afectar” en el negocio, consideró el ambientalista.

Al final “toda la responsabilidad recae sobre estos pequeños empresarios o vendedores ambulantes o los ciudadanos”, ya que “las ganancias de las compañías petroleras que están produciendo estas grandes cantidades” de plástico no se recortan, zanjó Khera.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación India de Industrias Plásticas, Ravi Agarwal, indicó a Efe que centenares de miles de trabajadores con bajos recursos se verán afectados por esta medida.

Prohibir los plásticos de un solo uso en países europeos funciona porque la población es pequeña, educada y con conciencia medioambiental, algo que contrasta con este país de más de 1.350 millones de habitantes, donde el plástico supone entre un 6 y 8 % de los residuos sólidos municipales tratados al año.

Agarwal cree que medidas como controlar la capacidad de basura que la ciudadanía deshecha o el uso de las redes sociales para crear conciencia en la sociedad podrían ser más efectivas para reducir la huella de carbono en el gigante asiático.

Cada año, el mundo usa 500.000 millones de bolsas plásticas; al menos 8 millones de toneladas de ese material terminan en océanos, el equivalente a la descarga de un camión de basura cada minuto.

Por: Mikaela Viqueira.

Apple Store Google Play
Continuar