La iglesia católica dio su explicación pero…..

Por Elvin Castillo Martes 9 de Mayo, 2017

Por Elvin Castillo

El pasado viernes la sociedad dominicana amanecíaestupefacta al conocer el contenido de una carta que Monseñor Miguel ÁngelSantana Marcano, juez presidente de Tribunal Eclesiástico de la Conferencia delEpiscopado, y un grupo de 120 sacerdotes de la Arquidiócesis de SantoDomingo, remitieron al nuncio apostólico Jude Thaddeus Okolo, en laque solicitan que investigue las razones que tuvo el cardenal Nicolás de JesúsLópez Rodríguez para vender unos terrenos pertenecientes a la iglesia católica,ubicados en la intersección de las avenidas Rómulo Betancourt y Núñez deCáceres.

El nuncio Jude reaccionó de inmediato defendiendo al cardenalNicolás de Jesús López Rodríguez alegando que en dicha transacción todo estuvoen regla y que no había nada que ocultar, también dijo que Monseñor SantanaMarcano hizo ese reclamo por desconocer esta información.

Tambiénreveló que con esa venta el Arzobispado pudo comprar otro terreno en el KM 14de la autopista Duarte, para construir un centro de formación y vidasacerdotal.Jamás nos atreveríamos a acusar de una acción incorrecta o pocotransparente al cardenal López Rodríguez, pero ya que la sociedad dominicanaestá envuelta en un proceso de reclamo transparencia y fin de la impunidad, laiglesia por la misma naturaleza de su accionar está llamada, con su ejemplo, ainvitar a los ciudadanos a actuar con apertura, democracia y transparencia.

Entendemos,además, que los fondos que reciba cualquier entidad privada sin fines de lucro,sea una iglesia, fundación o ONG´s debe de manera responsable, pulcra ydiáfana dar cuentas de manera pormenorizada de su manejofinanciero. Al ver esta clara división dentro del seno de la iglesia católicatenemos que reparar en algunos aspectos lógicos, supongamos que es cierto queno hubo nada ilícito en la transacción de dichos terrenos, pero aún así haycosas que explicar tanto a la feligresía como a la sociedad dominicana elproceso que se realizó para la venta de este terreno y mostrar en qué seinvirtieron esos recursos.

Si dentro del seno de la iglesia un juez y 120sacerdotes (de los cuales no hay una firma) expresan esos niveles depreocupación por la forma en que se realizó la transacción de la venta de esosterrenos, significa que dentro de la iglesia hay situaciones dehermetismo y unos manejos no muy claros sobre muchos temas, segundo, si escierto que los terrenos fueron donados a la iglesia por el estado dominicano en1966, para poder realizar la venta debieron agotarse algunos mecanismos legalesy de más transparencia a la hora de efectuar dicha transacción para evitarsituaciones como estas y el surgimiento de dudas, muchos más si era unadonación del Estado que habían recibido.

Cuando intentamos investigar cómo se manejaadministrativa y financieramente la iglesia católica, nos encontramos frente aun hermetismo sospechoso. Y como en la mayoría de las cosas de la iglesiacatólica, rodeada de un celo y un manejo poco entendible, y en vista dela poca colaboración de personas vinculadas con ella, indagamos en la Ley122-05 sobre Regulación y Fomento de las Asociaciones Sin Fines de Lucro de laRepublica Dominicana y allí nos encontramos con que la asociacionesconstituidas por la Iglesia Católica, para fines religiosos, se rigen por lodispuesto en el Concordato ( o sea que tienen una manejo especial), cuando nosvamos al Concordato (Acuerdo firmado entre la Santa Sede y el GobiernoDominicano el 16 de junio de 1954 en la ciudad del Vaticano entre Domenico Tardiniy Rafael Leónidas Trujillo) nos encontramos con dos novedades interesantes enel artículo 7, que expresa lo siguiente “El Gobierno Dominicano secompromete a construir la Iglesia Catedral o Prelaticia y los edificiosadecuados que sirvan de habitación del Obispo o Prelado nullius y de oficinasde la Curia, en las Diócesis y Prelatura nullius actualmente existentes que lonecesiten, y en las que se establezcan en el futuro”. Y a seguidas elmismo artículo en el punto dos establece: “Además el Gobierno asegura a laArquidiócesis de Santo Domingo y a cada Diócesis o Prelatura nulliusactualmente existentes o que se erijan en el futuro una subvención mensual paralos gastos de administración y para las iglesias pobres”.

Lo que nos permite conocer un detalle interesantesobre algo que suponíamos, pero no en qué magnitud, por ende, entendemos quecon todo el respeto que merece la iglesia católica en nuestra sociedad y elmundo por el rol que juega, debe comenzar a ser más transparente y abierta, porlo menos con los fondos que recibe de parte del Estado dominicano, ya que siestamos en la era de exigir transparencia y fin de la impunidad debe ser atodos los niveles y extractos sociales.

Pero seguimos ahondando en el Concordato apropósito del tema en cuestión y nos encontramos algo muy interesante en elartículo 24, de los 28 que tiene el documento, y descubrimos que: “Quedaexpresamente convenido que los bienes, cuya propiedad adquiera la Iglesia pordonación entre vivos o por disposición testamentaria, estarán exentos de losimpuestos de donación o de sucesión, siempre que los bienes recibidos en esaforma, se destinen a un fin propio del culto o de utilidad pública por voluntaddel donante o del testante o por ulterior disposición de la Autoridad eclesiásticacompetente”.

Viendo esto entonces quedan pendientes algunasinterrogantes: ¿Pagó la iglesia católica los impuestos al estadodominicano por la venta de esos terrenos, ya que el fin del mismo no tenía nadaque ver con actividades propias de la iglesia o de utilidad pública?¿Por qué sila Iglesia Católica recibe fondos del Estado dominicano hay tantadiscrecionalidad de cara a la sociedad en el rendir cuentas de esos fondos?¿Porqué autoridades de ese nivel cuestionan a las más altas esferas de la propiaiglesia?

Al final de nuestro artículo, solo queremosexpresar que no tenemos ningún interés en dañar la Iglesia Católica y sí eneste artículo no tocamos otras iglesias es porque el tema en cuestión afecta aesta denominación de manera directa, pero el llamado va para todas, no podemosseguir en la época del hermetismo y todo bajo un régimen de secretismo, algobierno se le está reclamando más transparencia y más cuentas, pues lo propiodebe hacerse con todo el que reciba dinero del pueblo dominicano, dígaseiglesias, empresarios, ONG´s, partidos políticos etc.

Así podremos avanzar como nación y hacer unejercicio responsable y apegado a los mejores intereses de todos, no podemostener acusados favoritos o querer endilgar responsabilidades en una sola vía: oarreglamos todo de fondo o seguiremos con la misma enfermedad.

De esta manera invitamos a incluir estos temas enla agenda de la iglesia la cual debe ir introduciendo cambios en la medida quelas sociedades cambian, a pedir revisión de muchos negocios realizados porempresas privadas en detrimento de la sociedad y a seguir exigiendo que lospolíticos corruptos de TODOS los partidos sean investigados y procesados enfunción de sus actos.La ley debe ser igual para todos y si vamos avanzar debeser sobre el aporte y sacrificio de todos, o todos somos transparentes o nohabrá patria.