La historia se encargará de contar el rumbo de República Dominicana

Por Fraymi Almonte Estrella miércoles 4 de diciembre, 2019

Luego del escenario electoral vivido en las pasadas elecciones primarias en donde en medio del descrédito que vivo la JCE. he llegado a pensar si muchos de nuestros Ciudadanos están Conscientes del rumbo que verdaderamente está tomando nuestro país, en esto hago referencia a la flexibilidad institucional de los poderes del estado.

Es por esto que en esta ocasión me permito expresar mi opinión acerca del voto automatizado que nos venía a modernizar con un sistema transparente y eficiente en tecnología, pero lo que realmente hizo fue crear un atraso en aquellas primarias porque volvimos a los tiempos de los fraudes electorales que no pueden ser investigado ni comprobado por una firma responsable e independiente.

De igual manera, este voto automatizado representa serias vulnerabilidades en su propio sistema ya que afecta directamente derechos como la privacidad, la seguridad y protección de datos personales. asimismo, hasta ahora no ha sido evaluado por ninguna empresa auditora por parte de la junta central electoral ni antes del proceso ni luego del mismo.

Cabe destacar que este avance informático solo era un plan piloto como lo dictamino la propia Junta central, en donde establecía que si todo marchaba a la perfección y llegaba a tener buena valoración y el voto unánime de los partidos políticos el mismo seria escogido para las elecciones del año 2020.

Ahora bien, si el organismo que debería velar por mantener la armonía y la transparencia sigue con sus planes de llevar este mecanismo automatizado lo que estaría creando es un clima de desconfianza, ya que sin importar los resultados del mismo la sociedad tendrá su propio cuestionamiento del proceso pasado.

Por tanto, los ciudadanos debemos de prestar atención y desempeñar un rol fundamental en este proceso venidero y vernos en el lugar de muchos países que han pasado por procesos similares de fraudes electorales y ahora mismo son un caos como nación. Es por esto que cada vez que escucho una posición correcta por parte de los partidos de la oposición siento que era el equilibrio que le hacía falta a nuestra Democracia Dominicana, por lo que considero que están en todo su derecho de exigir los máximo niveles de transparencia y de no ser juzgada por algunos miembros del PLD que se enaltecen como dioses del País y piensan que los participantes no están en condición de reclamar unas elecciones claras y transparente.

Es tiempo de pasar la página, tiempo de apostar a la institucionalidad del país, tiempo de entender que el desarrollo de un país está por encima de las personas y partidos políticos y la misma se logra sustentada en las capacidades de su gente es por estos que unimos nuestra voz y nuestras acciones para que podamos recuperar la institucionalidad de la República Dominicana. Nuestra nación que cuenta con tantos valores, personas comprometidas que trabajan por una mejor nación.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar