La historia del cine, al alcance de las manos en Roma

Por admin Lunes 13 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- Los visitantes del parque temático inspirado en Cinecittà podrán próximamente tocar esculturas, muebles y piezas de películas ganadoras de premios Óscar y rodadas en los históricos estudios cinematográficos próximos a Roma.

La exposición, "Pezzi da Oscar. Le sculture del cinema" (Trozos Óscar. Las esculturas del cine), coincide con la celebración de los ochenta años del estudio donde rodó, entre otros, Federico Fellini, y estará abierta al público desde la reapertura del parque temático, el próximo 25 de marzo.

En Cinecittà se han rodado obras maestras que obtuvieron hasta 47 premios Óscar, con películas como "Vacaciones en Roma" (1953), "Ben Hur" (1959), "La dolce vita" (1960), "Cleopatra" (1963), "Romeo y Julieta" (1968), "The Last Emperor" (1987), "Gladiator" (2000) o "Gangs of New York" (2002).

La entrada al parque Cinecittá World, próximo a los estudios y que se inauguró en 2014, se hace a través de la gran boca del templo de Moloch, del péplum "Cabiria" (1914), e inmediatamente después se camina por las calles de "Gangs of New York", antes de entrar en las salas de la exposición, en cuyo ingreso se encuentran dos imponentes figuras de caballos tomadas del "Ben Hur" de 1959.

Muchas de las figuras que alberga la muestra han pasado por las manos del escultor Adriano De Angelis, que luce un apellido ligado desde hace tres generaciones y casi cien años a la creación de escenarios para el cine y la televisión.

"Yo siempre digo que se puede hacer una película en una plaza, con dos grandes actores que recitan, pero después necesitan estar ambientados, tener una música, un vestido, una estructura para crear el lugar y hacer entender a la gente dónde se encuentran", aseguró a Efe De Angelis, en relación a la importancia de la escenografía en el cine.

Una de las esculturas más imponentes del parque, formado por más de 300 piezas, es la del dios Marte de más de tres metros de altura presente en "Gladiator"; además se puede tocar uno de los delfines que contaban el número de vueltas de la apasionante carrera entre aurigas en "Ben Hur".

También se puede encontrar parte de los asientos del entrañable "Cinema Paradiso", ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 1989, así como el diván en el que Elisabeth Taylor, interpretando a Cleopatra en la película de Joseph L. Mankiewicz que ganó cuatro Óscar, descansaba voluptuosamente.

Precisamente De Angelis cita al de la "colosal" "Cleopatra" como uno de los escenario más arduos de realizar y recuerda también el inmenso globo aerostático en forma de mujer de "La ciudad de las mujeres" (1980), de Federico Fellini, porque "cuando haces una cosa por primera vez y no tienes la certeza del resultado, hay una preocupación", explicó.

Junto a lo atípico del hecho de poder tocar las obras de arte de un museo, este se extiende por todo el parque temático con objetos esparcidos por sus 30 hectáreas, como por ejemplo una de las carrozas utilizadas en "Gangs of New York" (con diez nominaciones para los Óscar de 2003) en la que el visitante puede montarse.

El administrador delegado de Cinecittà World, Stegano Cigarrini, cree que "hay necesidad de experiencias" y que "vivir en primera persona una película a través de una muestra, de los escenarios, de caminar a través de ellos (…) es lo divertido", explicó a Efe, comparando las diferencias entre este parque temático, que cumple su tercera temporada, y los tradicionales.

Los visitantes podrán recorrer los escenarios donde se han filmado películas del oeste, de la antigua Roma, de aventuras o infantiles, en seis zonas diferentes, y además de la exposición "Trozos de Óscar" podrán disfrutar de otras novedades de la nueva temporada.

Por ejemplo, la posibilidad de reproducir la famosa carrera de cuadrigas de "Ben Hur" incluso montando en carros tirados por caballos, en el mismo escenario en el que se grabó la escena de la última versión cinematográfica, de 2016.

Cinecittà World abrió sus puertas en julio de 2014, fue diseñado por Dante Ferretti, vencedor de tres premios Óscar por su dirección artística, y su construcción costó unos 250 millones de euros (266 millones de dólares), según los datos que facilitó en su momento la organización.