La guerra civil dominicana en 1965

Por Edgar Marcano viernes 3 de abril, 2020

Derrocado Donald Read el 24/4/1965, los jefes militares regulares vacilan, alegando carencia de tropas apenas custodian la cabeza del puente Duarte o se mantienen “neutrales” ante el contragolpe, la inepta embajada USA nada hizo, salvo sugerir una junta militar, las multitudes enardecidas coparon las ciudades y las guarniciones y comisarias se sumaron a la revuelta, los soldados regulares, FAD y MDG eran meros instrumentos de los yanquis  y no pudieron controlar a los insurrectos, los leales fueron derrotados en las luchas callejeras, los contra golpistas tenían decidido reponer a Boch, sus cámaras legislativas  y su constitución del 1963 sin elecciones.

Los militares regulares exigían una junta militar que convocara a elecciones libres, bombardearon la capital, obligando a la renuncia del presidente Ureña con tan solo 2 días de gestión, el jefe militar de la rebelión se quiebra y es relevado por el coronel Caamaño, se proclama presidente de la república alzado en armas y se atrinchera en el casco colonial de la capital y erige comandos en los rancheríos de los barrios marginados, con el respaldo unánime de la población y el apoyo de la muchedumbre civil armada.

Incapaces de controlar la revuelta, las fuerzas regulares despavoridas y desprovistas de vituallas solicitaron a la embajada USA, la intervención militar, “temerosos ante el potencial advenimiento del comunismo”, unos 23,000 marines desembarcaron en defensa de “la democracia, la justicia social, el progreso y los principios” con el beneplácito de la OEA, vino a frenar la avanzada “Castro comunista”.

Se instauró un gobierno de reconstrucción nacional encabezado por Imbert para dirigir la purga de los comandos rebeldes instalados en los barrios pobres con el concurso de los soldados invasores y las fuerzas regulares, el 7/2/65, logrando erradicar los focos insurrectos tras 4 meses de operación limpieza en los suburbios y aislamiento en ciudad nueva del gobierno paralelo de Caamaño, simple reducto constitucionalista.

Fracasaron todas las negociaciones con los líderes rebeldes, entre la embajada USA y las fuerzas leales designaron el 3/9/65 un gobierno provisional presidido por un arfil de los gringos, el Dr. Héctor García Godoy, con los marines invasores cesaron los desórdenes, los agitadores fueron neutralizados, los comunistas nunca aparecieron, salvo unos 250 remanentes del 1J4, PSP y MPD meros muchachos ilusos sin la menor capacidad de acción, se firmó un acta de conciliación nacional, entre leales, neutrales y constitucionalistas cuyos líderes fueron exiliados y sus militares acuartelados.

 El poder dimana de la embajada y de las fuerzas armadas, los leales controlan el país, los rebeldes fueron privados de sus jefes , dispersados y perseguidos, bajo la égida de los gringos en 1966 el doctorcito de la cara triste, arfil de los yanquis, Balaguer gana las elecciones al profesor cara de ovejo , Boch, ofertando paz y prosperidad, logrando el control militar más no los cambios estructurales prometidos, gobernando hasta 1978, fueron 12 años de atroz represión en nombre del orden y la paz, el poder político dominicano es hostil a las reformas políticas sociales y democráticas.

La pesadilla comunista solo una fantasía de los EE UU, de haber existido la ofensiva castrista no pudo articularse en República Dominicana, nuestros dirigentes nunca han hecho más que pelearse por el botín, su pasión por el latrocinio no tiene fin, nuestros caudillos solo buscan seguidores, se permutan o reeligen cada 4 años y generalmente se nos alzan con el santo y la limosna, todos se apuntalan en las masas indefensas, es hora de librarnos de esta cleptocracia y avanzar hacia una sociedad más justa.

 Por Edgar Marcano

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar
Apple Store Google Play
Continuar