La gala de los César no tendrá presidente tras la renuncia de Polanski

Por Carlos Luis Baron Sábado 4 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, FRANCIA.- La Academia francesa de Cine anunció hoy que la próxima ceremonia de sus premios César no tendrá presidente después de que el director Roman Polanski renunciara al cargo por la polémica que le persigue desde hace 40 años por un caso de abuso sexual.

A la vista de las reacciones feministas generadas en su contra, el cineasta franco-polaco, de 83 años, señaló el pasado 24 de enero que declinaba la invitación de los organizadores para presidir la 42 edición de esa gala, programada para el 24 de febrero.

Tras su retirada, "no habrá presidente", dijo la Academia, que hoy celebró una comida con todos los nominados en estos galardones de la cinematografía francesa.

La elección de Polanski fue anunciada el pasado 18 de enero y asociaciones feministas como "Osez le feminisme!" denunciaron entonces "la tolerancia social que existe todavía en Francia con la violación".

Incluso la ministra francesa de los Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, calificó de "sorprendente y chocante" su nombramiento para ese acto, por estimar que se daba muestra de "indiferencia hacia los hechos que se le reprochan".

Polanski fue denunciado en 1977 por violación a Samantha Geimer, cuando esta tenía 13 años, después de una sesión fotográfica en Los Ángeles.

Tras declararse culpable de un delito de "relaciones sexuales ilegales", pasó 47 días en prisión y aprovechó su puesta en libertad bajo fianza en 1978 para huir de Estados Unidos ante el temor de que el juez le impusiese una condena severa.

Aunque el director llegó hace años a un acuerdo económico con Geimer, quien retiró todos los cargos, un tribunal de Los Ángeles rechazó la petición de su defensa para cerrar definitivamente el caso, lo que le impide en la práctica pisar EEUU.