“La Fuerza Bochista” y la misma tesis….         

Por Francisco S. Cruz

A raíz de la salida del PLD del poder; pero previo la de su otrora presidente, se ha venido aposentando en la cabeza de algunos de su cúpula o jerarquía una suerte o complejo de “Núñez de Cáceres” o de Pedro Santana, pues, de golpe y porrazo, han venido planteando una variante oposicionista unas veces repentina y otras de unidad dizque de “propósito” para enfrentar al actual gobierno y su supuesta salida o visión sobre la crisis haitiana. Sin embargo, en nuestra opinión, ese propósito, directo e indirecto, persigue un doble objetivo político-electoral de cuasi imposible concreción (que nada tiene que con crisis haitiana -que es histórica-estructural- ni queochocuentos): a) una alianza con la Fuerza del Pueblo -llámese Leonel Fernández (su dueño y caudillo)- y b) ignorar el relevo de liderazgos presidenciables en el PLD. Ambos objetivos, en el fondo, expresan pesimismo y mucho de aquel axioma que Juan Bosch decía-repetía de que “…en política hay cosas que se ven y otras que no se ven…”.

Y uno se pregunta: ¿Será que a esos peledeístas se les olvidó -¿adrede?- como se construye “mayoría electoral” y alianzas? ¿Qué Leonel Fernández y su Fuerza del Pueblo tienen una alianza política-estratégica con el PRM-gobierno, a pesar de su libreto oposicionista? ¿O acaso, ignoran que el objetivo político-electoral de la FP es drenar al PLD y tratar de evitar que vuelva al poder? ¿O serán tan ingenuos? No lo puedo creer.

Plantearse esa “unidad de propósito” oposicionista de “La Fuerza Bochista” y de algunos de la cúpula del PLD -para conformar un frente variopinto oposicionista-, en estos momentos, es como ir contra la corriente o línea política-estratégica y orgánica que viene implementando el PLD y que aprobó su IX Congreso: priorizar la unidad interna partidaria y alentar el relevo político-generacional y presidencial en sus filas y hacer oposición abierta y constructiva al actual gobierno. Otra cosa, ahora, es poner los caballos delante de los bueyes o alimentar, queriéndolo o no, el pesimismo sobre la fortaleza del otrora partido de gobierno de cara al 2024. Y esa no es, a nuestro entender, la mejor motivación interna.

Otra lectura a la prematura línea oposicionista y de alianza de “La Fuerza Bochista” y algunos del Comité Político podría ser que no terminan de aceptar o aterrizar que están en la oposición y añoran su zona de confort; pero: ¿quién dijo que el poder no es transitorio? ¿En qué escuela política se prédica eso? O tal vez, derecho a la duda, estarán viendo más allá de la curva. Lo dudo.

No obstante, eso no se sabrá por ahora…, pues lo actual es que el PLD es el partido mayoritario de oposición -resultados: JCE-2020-.

De modo que, “La Fuerza Bochista” -uno de los matices tendenciosos dentro del PLD- y algunos de la cúpula, deberían ser más compromisarios y consecuentes con la línea política de su partido y del relevo de liderazgos presidenciables; luego, abogar por alianzas u unidad de propósitos oposicionistas; y mas con un aliado político-estratégico del PRM-gobierno -la FP- que, por demás, tiene como nicho político-electoral, casi exclusivo, al PLD. ¿O no?.

Por: Francisco S. Cruz                                                        

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar