La fiesta de los muertos de Haití, bajo mínimos por la crisis

Por EFE viernes 1 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, PUERTO PRÍNCIPE.-  El cementerio de Puerto Príncipe no tuvo las habituales aglomeraciones del 1 de noviembre debido a la aguda crisis que atraviesa Haití y muy pocas personas visitaron el sitio para el Guédé, la tradicional fiesta de los muertos.

Los pocos hombres y mujeres que visitaron el cementerio iban vestidos con camisetas, vestidos o camisas blancas, un pañuelo de color purpura en el cuello o en la cabeza y botellas de pimienta para sus rituales de vudú.

Los asistentes encendieron velas, lanzaron bebidas alcohólicas y realizaron sus rituales frente a las tumbas, adornadas con imágenes de espíritus en bajorrelieve, y en torno a calaveras humanas.

Tradicionalmente, la fiesta del Guédé reúne a una gran multitud en el cementerio de Puerto Príncipe para rezar, celebrar a los muertos y observar esta celebración, que da lugar a momentos de impresionante exaltación, con danzas y gestos eróticos.

Este viernes tan solo se vio a una niña recibiendo un baño con una mezcla de pimienta y clerén, una bebida alcohólica, antes de ser poseída por los espíritus.

Esta ceremonia la suelen realizar muchas mujeres que se lavan el sexo en público con la mezcla de pimienta y alcohol, mientras hacen ronquidos y vociferan comentarios obscenos.

Pero hoy se quedaron en casa por la crisis que mantiene Haití paralizado desde que estallaron las protestas contra el presidente, Jovenel Moise, a mediados de septiembre.

“Pensé que habría una tregua el 1 y 2 de noviembre, pero no es así. El país está perdiendo sus tradiciones. Y creo que tendrá un impacto en el país”, dijo a Efe el director del cementerio de Puerto Príncipe, Mareige Laguerre.

Puerto Príncipe no pudo celebrar el Guédé “como debía ser” y el director del cementerio lo deplora porque, según él, los espíritus solo tienen dos días de celebración de los 365 días del año.

La comunidad del vudú envió una carta a la municipalidad de la capital informándole de su decisión de no celebrar el Guédé este año por la situación del país, donde las calles están bloqueadas con barricadas casi a diario y la mayoría de empresas privadas e instituciones públicas tienen sus puertas cerradas.

En la nota, las organizaciones de sacerdotes del mambo y del vudú pidieron al alcalde de la capital, Youri Chevry, que cerrara el cementerio de Puerto Príncipe para proteger a los ciudadanos que “no entienden nada en la batalla política”.

“Después de muchas discusiones, hemos decidido cerrar las puertas de nuestros templos durante el día del viernes 1 al sábado 2 de noviembre de 2019 para denunciar y condenar lo que está sucediendo en el país”, escriben las organizaciones y personalidades, que piden a otros seguidores del vudú que hagan lo mismo.

“Porque es imposible celebrar el vudú en las condiciones en que el régimen del PHTK (partido oficialista) hunde el país”, agrega la nota, firmada por diversas organizaciones de vudú, que por primera vez se posicionaron contra el presidente Moise.

“Esta situación catastrófica nos revuelve a nosotros, los vuduistas, y exigimos la salida inmediata de Jovenel Moise. Esto es, especialmente, antes de finales de noviembre para que los guédés (espíritus) puedan comer. De lo contrario, le espera la desgracia”, añaden los firmantes.

En la mitología vudú, los guédés simbolizan el espíritu de los muertos, ocupan un lugar destacado en el panteón del vudú y celebran sus rituales los días 1 y 2 de noviembre de cada año.

En esta ocasión, celebran a los dioses de la muerte, que se manifiestan bajo nombres diferentes, entre ellos los barones y la gran Brigita, que es la mujer del barón y la primera mujer enterrada en el cementerio. 

Anuncios