“La Estrategia de Suma Cero en el PLD”

Por Manuel Cruz domingo 14 de julio, 2019

En 1944 el matemático húngaro John Neumann y el economista alemán Oskar Morgenstern, probaron que cualquier juego que involucre a dos o más jugadores reúne las características para un juego de suma cero; donde la ganancia de un jugador puede reducirse a la pérdida total de otros.

Si extrapolamos esa concepción al escenario político dominicano podemos afirmar, que actualmente en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) los seguidores de Danilo y Leonel están jugando póker amparados en esa premisa.

Sin embargo, ambas facciones han olvidado por completo que en política también hay que tomar en cuenta todo lo que rodea la mesa del juego.

Genios sin Conflictos 

La división interna por la que está atravesando el PLD en este momento, no solo ha colocado al país en un estado de incertidumbre; sino, que también ha propiciado que todo el mundo conozca la esquizofrenia y arterioesclerosis de supuestos líderes a los cuales muchos veían como genios y grandes estrategas de la política. Todo ello, porqué cuando no hay que tomar decisiones bajo la amenaza de una crisis como la actual; cualquier chepa se constituye en un milagro o fruto de la genialidad. Empero, en este momento el PLD ha dejado de ser un partido político con vocación de poder para convertirse en el hospital psiquiátrico de Whittingham. 

En ese sentido, he manifestado que Leonel Fernández cumplió de manera exitosa su papel histórico en la vida gubernamental dominicana y, por consiguiente, no debería volver a ser presidente jamás. Pero, aun así, solo un oligofrénico puede pulular la descabellada idea de que Fernández sea expulsado del PLD. 1ro, porque en un certamen electoral jamás se expulsa a nadie. 2do, porque aquellos que propugnan por su expulsión todos juntos no pueden aportar los votos que él solo garantiza. Y 3ro, son tan tarúpidos que ignoran que la salida de Leonel colocaría en sus manos la ruptura del bipartidismo perfecto y; en consecuencia, decidiría él quien será el próximo presidente del país.

Lo Subestimaron y lo siguen Haciendo

 Existe un aforismo anónimo que establece, que “solo aquellos que carecen de cualidades subestiman a los demás”. Por tal razón, quienes han querido ver la política como un simple juego de suma cero cometieron y siguen centrados en el error de subestimar a Fernández. Al parecer, no quieren ver que ningún otro ciudadano estaría de pie ni con esa fortaleza después de recibir por 7 años más latigazos que los que recibió Jesucristo. De igual forma, están ignorando que aun con los mismos líderes, los mismos electores, la misma demarcación geográfica y los mismos árbitros; ningún proceso electoral es igual al anterior.

Además, el propio expresidente de los EE.UU. Bill Clinton promotor de la teoría “suma no nula” del escritor Robert Wright contraria a la de suma cero, estableció “que cuanto más crece nuestra interdependencia solo se prospera cuando los demás actores también prosperan”; es decir, cuando las soluciones son de ganancias-ganancias en lugar de ganancias y pérdidas. En virtud de ello, esa edad de la ansiedad descrita por el periodista británico Gideon Rachman debe terminar de manera imperiosa; pues con la entrada abierta de EE.UU. en el proceso, el PLD se convierte en una prisión donde todos los internos se unen aun sin ser amigos, para protegerse del poder de los gendarmes.

La Historia se Repite. 

Desde la antigüedad, hay personas en política que creen que se convertirán en figuras automáticamente cuando otros dejen de existir. Por ejemplo, los que probablemente envenenaron Alejandro Magno en el palacio de Nabucodonosor II; ninguno de ellos se convirtió ni en la sombra de él. Asimismo, el propio Bruto y los demás conspiradores siguieron siendo figuras de segundo plano tras el asesinato de Julio César. Y, en República Dominicana algunos de los mismos que fundaron el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) junto a Bosch como Mainardi, Nicolás, Juan Isidro etc. Lo enfrentaron con vehemencia y otros inclusive; apoyaron el golpe de Estado, pero fue Balaguer quien salió ganando.

Dentro de ese contexto, hoy también hay otros que creen que su posible crecimiento depende de la muerte política de Fernández. Pero, están tan obnubilados que olvidan que tanto Leonel como Danilo han construido en el PLD un liderazgo tan poderoso, que una salida abrupta en esta coyuntura de cualquiera de ellos significaría la catalepsia política del propio PLD.

Si ese partido no recupera la cordura más temprano que tarde y dejan de soñar con números de loterías; jugarán todos sus recursos y otros cobrarán por ellos. En efecto, terminarán como la legendaria novela de Shakespeare que el desencuentro entre las dos familias era tan profuso, que Romeo y Julieta terminaron suicidados los dos.

 

 

Anuncios

Comenta