La diplomacia de hoy

Por Jeovanny Terrero

El contexto internacional en el que operan los Ministerios de Relaciones Exteriores ha cambiado de una manera rápida como consecuencia de factores que han  transformando la diplomacia contemporánea.

En los últimos 30 años, el fin de la Guerra Fría, el desarrollo de la globalización, la aparición de grandes medios audiovisuales, la consolidación de internet y los medios digitales han provocado un aumento de la velocidad con la que ocurren los hechos en la sociedad internacional y han transformado el medio en el que la diplomacia clásica ejercía sus funciones.

La diplomacia juega cada vez un papel más relevante. Sigue siendo esencial para proteger y promover los intereses nacionales, y desempeña un papel primordial para promover el desarrollo de la gobernanza global y la seguridad internacional.

Algunos hablan de una diplomacia integradora (Melissen por ejemplo) en la que los diplomáticos han dejado de ser los guardianes de las fronteras para convertirse en facilitadores que integran a los distintos actores y ambientes que conforman el nuevo medio diplomático.

Otros prefieren hablar de diplomacia en la red (Hacking) que es la emergencia con capacidad para influir en la agenda de las relaciones internacionales y esto obliga a la creación de redes entre estados y actores no estatales para gestionar asuntos que exigen recursos comunes, por eso los diplomáticos de hoy deben desarrollar enfoques de red.

Los defensores de ambas teorías  según el diplomático español  Juan José Escobar han tratado de establecer un marco para comprender, entre otras cuestiones, los cambios provocados en la diplomacia por el aumento de la complejidad de los modelos de comunicación, que trajo consigo la irrupción del internet.

El término diplomacia digital, que utiliza por primera vez Wilson Dizart en un artículo publicado en el 2001, ha terminado convirtiéndose en el concepto usado para tratar de explicar las transformaciones que ha estado experimentando la diplomacia como consecuencia de todos esos cambios.

Aunque en principio la diplomacia digital se podría definir como el uso de la web y de las redes sociales para la consecución de los objetivos de la política exterior de un país, también trata de analizar tanto las oportunidades como también los cambios que se experimentan con la utilización de los nuevos medios digitales.

Pero también es importante señalar que los profesionales de la diplomacia deben desarrollar cada día nuevas habilidades para el correcto uso de todas estas herramientas, sería recomendable, que en este ámbito, se debe reforzar los conocimientos que sobre esta materia pueden tener todos los funcionarios del servicio exterior.

Para terminar John Kerry, usuario convencido de las redes digitales, expresó lo siguiente.  “No hay diplomacia eficaz que no ponga la utilización de las nuevas tecnologías en el centro de sus actividades para alcanzar sus objetivos de política exterior, tender puentes entre los pueblos, y establecer contactos con la gente en el mundo como en nuestro país”. Esa es la diplomacia de hoy.

 

POR JEOVANNY TERRERO

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar