La Dictadura  del  PLD

Por Julio Cesar Valdez Valdez martes 14 de mayo, 2019

ARTÍCULOS ANTERIORES

Julio Cesar Valdez Valdez Julio Cesar Valdez Valdez

En los últimos meses, se ha puesto muy en boga la afirmación de algunos dirigentes políticos,  comentaristas de radio, televisión y articulistas de periódicos la afirmación de que el país vive  bajo una dictadura.

El tema debe ser analizado a fondo sin apasionamientos, ni de opositores ni de partidarios del actual gobierno. Veamos algunos aspectos:

En una dictadura no se disfruta de la libertad de que gozan los medios de comunicación actualmente de la cual muchos abusan. En un gobierno dictatorial el servicio de televisión por cable estaría proscrito ó suministrado por una compañía controlada por las autoridades.

En régimen dictatorial el Internet no estaría al alcance de los ciudadanos, pues es imposible controlar la transmisión de ideas por reste medio. Durante un gobierno autócrata  jamás se hubiese aprobado una ley como la de incentivo al cine.

Un gobierno autocrático no hubiese aprobado un código procesal penal como el actual, ni el código del menor. Un régimen absolutista no habría aprobado ninguna de las ordenanzas educativas que prohíben la expulsión de estudiantes indisciplinados, pues las dictaduras exigen que los profesores y directores de escuelas sean pichones de dictadores.

La delincuencia que tanto nos  angustia, los gobernantes despóticos la reprimen de forma brutal, con el asesinato masivo de: pandilleros narcotraficantes y delincuentes en general;  lo cual en honor a la verdad nunca ha ocurrido durante el actual gobierno.

En un régimen autocrático ningún juez penal se atreve a emitir una sentencia complaciente a favor de un peligroso delincuente o aceptar soborno de este lo cual se ha convertido en una práctica frecuente en el país.

Utilizando nuestro espíritu justiciero, tenemos que reconocer que en los últimos años tampoco se ha implantado el espionaje a nivel masivo, el famoso caliesaje, ni se conocen casos de ciudadanos apresados por expresar sus ideas políticas, o manifestar simpatías por un partido opositor.

Realizando una observación objetiva podemos ver que durante el actual ciclo gubernamental no se ha implementado el culto al jefe, a favor  del actual mandatario Danilo Medina. El exceso de homenajes al gobernante fue característico de los regímenes de Rafael Leónidas Trujillo en nuestro país, de los Somoza en Nicaragua y otros gobernantes autocráticos.

Con esta afirmación algunas personas que hacen vida pública lo que están es manipulando el desencanto y decepción de una parte de la población y faltan a la verdad, sobre la realidad actual de país.

Todos los ciudadanos tenemos derecho a expresar y difundir nuestras opiniones pero siempre apegados a la verdad y al análisis concienzudo y objetivo del mundo real.

 

Por Julio Cesar Valdez  Valdez

Anuncios

Comenta

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar