La dictadura de la minoría contando y bajando

Por Humberto Salazar jueves 16 de mayo, 2019

Una de las mas conocidas enseñanzas del ¨Arte de la Guerra¨ habla de como ¨un ejercito victorioso gana primero y se presenta para la batalla después¨, es decir lo que mas puede engrandecer a un general al mando de fuerzas que buscan la victoria en el campo de batalla, es ganar sin tener que mancharse en una pelea directa con su adversario.

Para esto un buen dirigente trata de fomentar los sentimientos mas primitivos dentro de las filas de los enemigos a vencer, escribía Sun Tzu que una táctica correcta es provocar psicológicamente al adversario para que surjan sus sentimientos mas primitivos, ¨Si tu enemigo es arrogante, trata de fomentar su egoísmo. Si tu enemigo tiene una temperamento colérico, trata de irritarlo ya que el endiosamiento y el cólera no acompañan a la sensatez.

Muchos dicen que en algunos clásicos con pocas letras es que condensa la sabiduría, en el caso que hablamos pareciera que el muy conocido general chino que escribió sobre ¨el arte de la guerra¨, no es uno de los libros favoritos de algunos políticos dominicanos que debieron hace tiempo someter sus planteamientos al cedazo de la reflexión y la racionalidad, antes que mantenerse como gallos locos con una campaña que al final no podrán mantener.

Un ejemplo de esto son los sendos documentos publicados por un grupito de legisladores del Partido Revolucionario Moderno y el Partido de la Liberación Dominicana, donde solo demuestran que mientras hablan tonterías de ¨defensa a la democracia¨ y ¨peligro de dictadura¨, lo único que quieren es romper con la regla primera del sistema democrático e imponer la decisión de una minoría.

Estos papeles, que pronto se verá que validez tienen, mas las continuas declaraciones publicas, micro-mítines y posiciones extremistas de parte de unos voceros radicales que hacen mas ruido que ¨un carro viejo¨ en cualquier tipo de medio de comunicación, lo único que demuestran para beneficio de los que plantean la necesidad de una reforma constitucional, es que cada vez son menos los que apoyan sus posiciones en el Congreso de la República.

Esta gente quiere presentar batalla antes de que suenen los clarines de la guerra, porque hasta el momento nadie ha presentado oficialmente una propuesta para que se conozca y se vote una ley de convocatoria a una asamblea revisora de la Constitución, que es el primer paso para hablar de una reforma, y este grupo de ¨genios¨ se destapa con un documento que solo demuestra que no están en capacidad de impedir que de presentarse se apruebe.

El articulo 269 de la Constitución dominicana indica claramente el mecanismo por medio del cual se modifica este documento: ¨Esta Constitución podrá ser reformada si la proposición de reforma se presenta en el Congreso Nacional con el apoyo de la tercera parte de los miembros de una u otra cámara, o si es sometida por el Poder Ejecutivo¨.

Si las cuentas no nos salen mal y sabemos algo de aritmética, o como de proclamó en el acto del Frente Patriótico ¨las matemáticas son una ciencia exacta de números absolutos¨, los 36 (y bajando) legisladores de la corriente ¨leonelista¨ y los 46 (y bajando) congresistas del PRM por su numero son incapaces de detener cualquier iniciativa de reforma constitucional en el Congreso de la Republica, ya que solo se necesita una tercera parte de cualquiera de las cámaras para aprobar una ley como esta.

Una ley para convocatoria de la asamblea revisora sería aprobada con el voto favorable de solo 11 senadores (1/3 parte de 32) y 63 diputados (1/3 parte de 190), lo que quiere decir que ya demostraron que son incapaces por el numero de legisladores que tienen solos o coaligados de detener una iniciativa de este tipo en el caso de que se presente el proyecto en cualquiera de las cámaras legislativas.

Entonces pareciera que genios de la política están presentando batalla antes de que siquiera haya una declaración de guerra, porque el tema de la modificación o no de la Constitución, donde primero tendrá que ser abordado es a lo interior del PLD, partido de gobierno y que tiene una holgada mayoría en ambas cámaras, y esto no se ha producido aunque como el tiempo se les viene encima tendrá que producirse.

Cuando esto ocurra, es decir el PLD se aboque a discutir internamente la posibilidad de modificar la Constitución, será el interesado en uno de los temas sobre los que tendría que versar la reforma, que es al ¨rabo¨ que le engancharon a uno de los artículos de ese documento y afecta directamente a un solo ciudadano llamado Danilo Medina, quien en su condición de miembro del comité político de su partido, dará su opinión y decisión.

Es decir, falta un proceso de discusión interna dentro del partido de gobierno, que no se resuelve ni con estupideces como encabezar una turba frente al congreso de la República, ni con declaraciones tremendistas, ni con amenazas judiciales, ni con concentraciones millonarias, ni con advertencias innecesarias, ese tema solo se aclarará cuando se discuta y Danilo fije una posición.

Entonces vamos a ver si frente a una decisión mayoritaria de los organismos del PLD, muy especialmente los miembros del comité político de ese partido que estatutariamente son los responsables de dictar la linea que obligatoriamente deben seguir sus legisladores, cuáles serán los que mantendrán su firma en el documento publicado (son 36 y bajando) cuando al violar los lineamientos de su propio partido estén quedando fuera de la boleta y por lo tanto de su curul.

Esto por el lado del PLD, porque en el caso del PRM, vamos a ver lo que ocurre, si es que se plantea una reforma a la Constitución que incluya el unificación de las próximas elecciones en una sola fecha, hasta ahora las autoridades locales serían electas en el mes de febrero, porque si se enfrentan al partido de gobierno de tu a tu en elecciones separadas, lo mas probable es que pierdan todos los municipios donde hoy tienen alcaldes y por lo tanto miles de los empleos con que mantienen su militancia.

Y es que es un contrasentido quererse imponer siendo minoría como lo demuestran los documentos publicados, en el caso del grupo perremeísta son 46 (y bajando) y los leonelistas 36 (y bajando) de un total de 190 diputados, es decir demuestran su debilidad al publicar un día detrás de otro como si estuvieran de acuerdo y se reunieran secretamente para perjudicar al partido de gobierno, solo que no han dicho a quien responden, a Leonel o a Luis Abinader o cual será el candidato en esa coalición que parecen sostener en el congreso.

Si son minoría ademas, lo que se quiere instaurar es una dictadura de la minoría, cuando la primera ley de la democracia es que quien tiene mayoría gana, pero claro imponerse antes incluso de que alguien presente un proyecto de reforma con declaraciones tremebundas es lo importante para algunos pero los números son demostrativos que juntos o separados no conforman una mayoría y su objetivo sería ganar bloqueando antes que construyendo una propuesta mayoritaria.

Después que no se quejen si pierden la guerra antes de presentar batalla, si la paciencia de otros se expresa en ganar sin haber disparado un solo cartucho y tengan que echar hacia atrás en esa alianza perversa que han construido y ya no disimulan, porque pareciera que si el PLD y el Presidente Medina decidieran que la reforma se discuta en el congreso, a pesar de los pesares tendrán que discutirlo y entonces los dos documentos firmados valdrán menos que el papel usado de que habló una vez uno de los líderes históricos de la política dominicana.

 

 

Por Humberto Salazar

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar