La corrupción, un mal individual

Por Elvin Castillo jueves 15 de junio, 2017

Hace unos días me encontraba en el vestidor del gimnasio donde asisto y fuera escuchaba dos caballeros conversar sobre los escándalos de corrupcion que afectan el país y reclamar con energía cambios en el accionar de los políticos. A seguidas uno de ellos recibe una llamada en su celular y se escucha claramente como le dice a la persona al otro lado del teléfono: “Eso está resuelto llamo a mi hijo ahora mismo”.

Tal y como había indicado llamó a su hijo y le dice: “Papi dale quinientos pesos al muchacho de la luz, búscalos en la gaveta de mi habitación”. Posteriormente vuelve y le marca al señor: “Ya mi hijo va salir a dárselos y gracias por chancearme”.

No estaba “comiendo boca”, pero no pude evitar sentirme atraído por la conversación en cuestión y la secuencia de posteriores llamadas. Al final cada día me convenzo más de que el principal problema de la corrupcion reposa en cada uno de nosotros, sino cambiamos de manera individual, conseguir esos cambios colectivos a los que aspiramos será una quimera.

Cuando hablamos de que los políticos corruptos se llevan la oportunidad de tener más medicinas en hospitales públicos, mejor educación y mejores salarios tenemos mucha razón, pero también cuando un empresario tiene que pagar 10 millones a Impuestos Internos o Aduanas y busca como corromper para evadir la mitad, también hace lo mismo en contra de la sociedad y nadie dice nada.

También es corrupción cuando los jóvenes universitarios engañan sus padres de estar asistiendo a clases cuando en realidad no es así; cuando los colegios privados aumentan cada año la tarifa es corrupción; los visitadores a médicos que ofrecen una jeepeta a los doctores para que receten productos que la gente muchas veces no necesita es corrupción, como también es corrupción que 5 médicos se asocien para comprar equipos de diagnósticos y solo reciban análisis de los lugares donde están sus equipos sin importar que el paciente le sea más barato o fácil ir a otro lugar; las empresas que tienen doble contabilidad también son corruptas.

A esta lista de diversas modalidades de corrupción se pueden incluir los restaurantes con cobrar un impuesto para propina sin ofrecer ese servicio, el colmadero que compra un plátano para venderlo a 5 y lo vende a 10 pesos también es corrupto.

Como ven si nos vamos uno por uno a los sectores productivos de la sociedad sean públicos o privados encontraran un esquema que puede ser definido como corrupto.

Y con esto jamás defenderé que los servidores públicos cometan actos ilícitos, pero lo que quiero que entendamos es que debemos autoanalizar nuestros actos, dedicar más atención y tiempo a nuestros hijos para evitar que crezcan con una idea distorsionada de la realidad de la vida fruto del bombardeo inmisericorde de una sociedad cada vez más descompuesta y banal.

Debemos también aprender a exigir a los evasores privados, comerciantes especuladores, transportistas abusivos y todo tipo de accionar que afecte la sociedad y no solo a los políticos. Es importante que la sociedad se empodere y este vigilante para impedir que los políticos tracen su agenda, ellos deben llevar la agenda del pueblo pero al final debemos entender que nuestros políticos no vienen de Marte ni de Venus, son producto de la sociedad y son el reflejo de ella misma.

Visto desde esta perspectiva o comenzamos a revisarnos y trabajar de manera individual en ser mejores cada día o nos será imposible lograr las trasnformaciones colectivas a las  que aspiramos. “Si quieres cambiar el mundo” en este caso República Dominicana, empieza por cambiar “tú mismo”, como dice un buen pensador.

Apple Store Google Play
Continuar