La Constitución: Aspirante con doble nacionalidad renunciará a la otra y esperará 10 años residiendo aquí

Por Luis Brito lunes 14 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Una lectura a la Constitución dominicana vigente establece de forma categórica y sin espacio a interpretaciones, que el aspirante presidencial Ramfis Domínguez Trujillo no puede ser, ahora, candidato a la Presidencia ni Vicepresidencia de la República, aún haya renunciado a la nacionalidad de los Estados Unidos que se sabe ostenta el nieto del férreo tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Así de diáfano queda asentado en el artículo 20 de la Carta Magna, texto que, en el caso de un ciudadano dominicano que ostente una doble nacionalidad, condiciona la aceptación de una candidatura presidencial o vicepresidencial.

El ordenamiento constitucional dispone que los dominicanos que adopten otra nacionalidad sólo podrán aspirar a los dos cargos electivos más altos del país, si renunciaren a la nacionalidad adquirida, tras lo cual, sin embargo, deberán esperar el transcurrir de diez (10) años  para poder inscribir una de esas dos candidaturas.

Pero, durante esa década de espera, el aspirante deberá residir en la República Dominicana, no en el exterior, consigna también el escrito constitucional.

Al respecto, fielmente la Constitución dice: “Las dominicanas y los dominicanos que adopten otra nacionalidad, por acto voluntario o por el lugar de nacimiento, podrán aspirar a la presidencia o vicepresidencia de la República, si renunciaren a la nacionalidad adquirida con diez años de anticipación a la elección y residieren en el país durante los diez años previos al cargo”.

El país desconoce si Ramfis renunció a la ciudadanía estadounidense, pero sí sabe que no lleva diez años residiendo en suelo dominicano, que es el segundo requisito más importante que establece la Constitución para sus aspiraciones.

Una cosa y la otra, la renuncia a la ciudadanía de EEUU y haber residido aquí los últimos diez años, deberá presentar y documentar por ante la Junta Central Electoral, que este domingo aclaró públicamente no haber recibido ninguna propuesta de inscripción de candidatura presidencial, a propósito de haberse especulado que Domínguez Trujillo habría sido objetado por la JCE.

Sin embargo, la carta sustantiva de la nación permite que un dominicano con doble nacionalidad pueda aspirar a otros cargos electivos, excepto presidencia y vicepresidencia, sin la necesidad de renunciar a la otra nacionalidad.

Igual puedan ocupar otros cargos ministeriales o de representación diplomática del país en el exterior y en organismos internacionales, también conservando su otra nacionalidad.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar