La concordancia entre el género, el sustantivo, el adjetivo y otros problemas ortográficos presentes en la prensa dominicana

Por José Santana Guzmán viernes 2 de septiembre, 2022

Son muchos los dislates ortográficos que se observan en las redacciones de la gran mayoría de los periódicos de circulación nacional, debido, quizás, a descuidos de parte de la dirección y la administración.

La escritura de cualquier lengua se rige por reglas o normas, las cuales sirven de complemento, no solo a la comprensión cabal de la lengua al leerla, sino, además, para estandarizar su utilidad entre la comunidad que hace uso de ella.

Sin embargo, a pesar de que en el caso de nuestro continente (americano) convergen muchos idiomas, como el inglés, el portugués (brasileño), entre otras lenguas que aún sobreviven en algunos territorios de Sudamérica y México, específicamente. En tal sentido, según algunas estadísticas, aproximadamente un 60 % de la población latinoamericana habla español, seguido por el portugués (un 34 % más o menos) y un pequeño porcentaje de otros idiomas como el francés, el inglés y otras lenguas indígenas, como hicimos referencia más arriba.

Ahora bien, recapitulando se podría afirmar que, a la hora de redactar cualquier texto, siempre nos surgen dudas; sin embargo, en esta entrega me voy a concentrar en la concordancia, un asunto al que hay que prestar especial atención, principalmente en el caso de las redacciones periodísticas debido, en gran medida, a la fuerte influencia que los medios escritos ejercen sobre la población, en sus diferentes modalidades y formatos, y también al largo alcance que los mismos hacia la población lectora. En esa tesitura, precisamente, es con un texto de esta naturaleza o género que esbozo mis argumentos lingüísticos en esta entrega, pero, no sin antes, ofrecer una breve y precisa definición sobre nuestro concepto estrella, o sea, la concordancia.

¿Qué es la concordancia?

Se denomina concordancia a cierta relación que se da entre palabras dentro de un texto dado, las cuales responden, tanto al mismo género y número entre sustantivos y determinantes o entre sustantivo y adjetivo a la misma persona y número entre sujeto y verbo. Por tanto, por norma general, para que en una oración, enunciado o frase exista concordancia entre las diversas categorías gramaticales (palabras) que lo conforman, resulta imprescindible que exista correspondencia entre uno y otro. Por ejemplo, para que exista concordancia entre el sustantivo y el adjetivo, este último debe coincidir en género y número con el sustantivo, al que modifica, en ese caso:

  • las plazas llenas
  • las flores
  • el cono Sur
  • los patos vuelan

Sin embargo, en reiteradas ocasiones se presentan ciertos casos especiales, por ejemplo, en aquellas situaciones muy particulares en las que determinantes de los sustantivos femeninos que comienzan con a- y ha- tónicas (acentuadas) los artículos la y una se sustituyen por las formas del masculino el y un:

  • el agua
  • el acta
  • un área  
  • un águila
  • el África
  • un ave
  • un arpa

Ahora bien, con frecuencia podemos encontrar en las redacciones de algunos periódicos muy influyentes, ciertos casos de falta de concordancia entre el género y el número. Como, por ejemplo, el que sigue a continuación, tomado de un periódico de renombre en la República Dominicana:

“La CNUS está entusiasmada con propuesta del Conep y pedirá reunión para revisar salarios”

“Pepe Abreu dice empresarios nunca habían propuesto un aumento salarial”

(Diariolibre.com. Cristian Natanael Cabrera – ago. 23, 2022)

“El secretario general del Consejo Nacional de la Unidad Sindical, Rafael (Pepe) Abreu, saludó la iniciativa del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) de pedir a las empresas que de forma voluntaria hagan un aumento salarial para contrarrestar la inflación y anunció que solicitarán al ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, convoque al Comité Nacional de Salarios para discutir el tema.”

Como podemos observar en el ejemplo presentado, es fácil inferir que en este titular existe una marcada incongruencia entre el artículo, el sustantivo y el adjetivo. Por consiguiente, para que exista concordancia en estas tres instancias gramaticales, lo adecuado debió haber sido:

El CNUS está entusiasmado con propuesta del Conep y pedirá reunión para revisar salarios

De manera, que, de la forma como está redactado el enunciado originalmente, se afirma entonces que se trata de una instancia femenina. Algo que tampoco concuerda con el lead (entrada) de la información, cuando el reportero-redactor desglosa las siglas, tal y como se advierte: “El secretario general del Consejo Nacional de la Unidad Sindical…´ (CNUS).

Finalmente, es prudente señalar también, que son muchos los dislates ortográficos que se perciben en las redacciones de la gran mayoría de los periódicos de circulación nacional, debido, quizás a descuidos por parte de la dirección y la administración. Cabe señalar, de paso, este error en el que se incurre de manera frecuente y el cual se extiende a otros ámbitos, inclusive al académico. Me refiero a los apellidos que inician con la preposición de, la cual, en el mayor de los casos la escriben con inicial mayúscula, y la que también aparece en el lead de nuestro ejemplo estrella: “…al ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, convoque al Comité Nacional de Salarios para discutir el tema.” Sin embargo, en este caso, tal como indica la Ortografía de la lengua española, si un apellido comienza por preposición, o por preposición y artículo, estos se escriben con minúscula cuando acompañan al nombre de pila: Fernando del Campo, Luis de Torres… pero, si se omite el nombre de pila, la preposición debe escribirse con mayúscula: señor De Torres, De la Rosa, Del Campo… (De Camps). Por consiguiente, en este caso, lo ideal debió ser: Luis Miguel de Camps.

En conclusión, sería de gran importancia mejorar la escritura en los periódicos de circulación nacional, debido a que, una de las funciones primigenias que se le atribuye a la prensa desde su aparición, es la de educar. Sin embargo, vemos de qué forma esta se encuentra parcialmente ausente en la práctica.

 

Fuentes de consulta:

https://es.babbel.com/es

https://www.cij.gov.ar/nota-4467-Lecciones-de-redacci-n

https://www.fundeu.es/consulta/mayusculas

 

Por José Santana-Guzmán

Comenta