La compra irregular de Duquesa

Por Jesús M. Guerrero lunes 10 de abril, 2017

Desde hace tiempo los cuestionamientos respecto a la adquisición de los terrenos donde opera el vertedero de Duquesa. Han sido pábulo de polémica; sin importar nada ni nadie, la sociedad comercial Lajun Coporation hace lo que quiere afectando al Gran Santo Domingo.

Con lo determinado por la Comisión que investiga el negocio de la propiedad, no queda lugar a dudas, fue obtenida de forma irregular. La venta no fue aprobada por el Congreso Nacional.

Las declaraciones del presidente de la comisión que evalúa las ventas de terrenos del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), indicó que investigan el traspaso de la propiedad donde está ubicado el vertedero de Duquesa; que supuestamente fue vendido por 50 millones de pesos a un socio de la empresa que administra el depósito.

Sin embargo, otra incógnita es la razón por la cual las pasadas administraciones municipales decidieron renovar el contrato con Lajun Corporation; obviando la ley 340-06. Según el exalcalde de Santo Domingo Norte, donde se encuentra ubicado el vertedero; firmó el contrato para renovar la vinculación jurídica con Lajun Corporation, por presión de sus anteriores homólogos que dirigían cada municipio que conforma el Gran Santo Domingo.

¿Por qué razón presionaron a la cabeza del cabildo de SDN, o será una excusa para tratar pobremente de justificar lo injustificable?

No puede surgir un derecho de propiedad de una ilegalidad, si la compra de los terrenos de Duquesa fue irregular. Por lógica simple, esta empresa no tiene un derecho legítimo.

¿Por qué razón el servicio que provee Lajun Coporation, no fue sometido a una licitación pública nacional?

Lajun no pierde oportunidad de someter a las alcaldías a un estado de desasosiego. En perjuicio de los munícipes de la principal urbe del país; por la simple razón de forzar los pagos, aun cuando ellos presentan montos atrasados en menoscabo del ayuntamiento de SDN.

¿Cómo explicar que esta empresa tenga un mes exponiendo la salud del 35% de la población?

No existe justificación alguna para el accionar de esta compañía, por su intransigencia pueden provocar un colapso ambiental en detrimento de todos. Para lo que si hay defensa es para que el vertedero sea dirigido por una directiva integrada por todos los alcaldes del Gran Santo Domingo, hasta que se aclare todo lo referente a la cuestionable compra y porque no hubo una licitación pública nacional como establece la ley 340-06, para este contrato de servicios que ha aportado tantos beneficios a Lajun.

Creo prudente concluir con la siguiente frase: “La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad.” Epicteto de Frigia

 

Comenta