La CE propone prolongar tres meses los controles internos del área Schengen

Por El Nuevo Diario miércoles 25 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS- La Comisión Europea (CE) propuso hoy la prolongación por tres meses de los controles internos temporales que ya aplicaban Alemania, Austria, Suecia, Dinamarca y Noruega, al considerar que aún existen deficiencias en la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) en Grecia.

Pese a constatar una "progresiva estabilización de la situación", el Ejecutivo comunitario opina que todavía no se dan las condiciones para restablecer el espacio Schengen de libre circulación de personas, dijo hoy en una rueda de prensa el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos.

En particular, "todavía no se han cumplido plenamente" las condiciones de la hoja de ruta fijada para tal fin.

La recomendación de Bruselas, que deberá adoptar el Consejo (países de la UE), constata una "caída significativa" del número de llegadas de inmigrantes irregulares y solicitantes de asilo, sobre todo desde el acuerdo entre la UE y Turquía para la devolución de estos inmigrantes.

Pese a ello, "sigue siendo importante" el flujo migratorio en Grecia y "la situación continúa siendo delicada en la ruta de los Balcanes occidentales", lo que conlleva un "riesgo potencial de movimientos secundarios", que son aquellos que realizan los demandantes de asilo desde el Estado miembro de entrada hasta otros socios comunitarios, de forma clandestina.

Por tanto, la CE considera justificado permitir a los Estados miembros afectados prorrogar los actuales controles limitados en las fronteras interiores como medida excepcional durante un nuevo período limitado de tres meses, bajo condiciones estrictas, y únicamente tras haber examinado medidas alternativas.

En particular, recordó Bruselas, "dichos controles deben ser selectivos y limitarse en su alcance, frecuencia, lugar y momento, a lo estrictamente necesario".

El Consejo deberá adoptar una decisión sobre la base de esta propuesta de recomendación.

La Comisión reconoció en un comunicado que en los últimos años han surgido "nuevos retos en materia de seguridad", como demuestra el último atentado terrorista ocurrido en Alemania.

Aunque el actual marco jurídico ha sido suficiente para hacer frente a los problemas que se han planteado hasta ahora, "la Comisión está estudiando si está suficientemente adaptado para enfrentarse a los desafíos en constante evolución que supone la seguridad".