La capacidad de defensa de Taiwán también beneficia a EEUU, dice senador

Por EFE miércoles 21 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, TAIPEI.- La capacidad de defensa de Taiwán también beneficia a EEUU, según el senador republicano James Inhofe, que encabeza una delegación del Senado y de la Cámara de Representantes estadounidenses que se reunió hoy con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen.

La visita de la delegación ha servido para “dar un paso más en los lazos militares entre Taiwán y Estados Unidos”, dijo Inhofe en una rueda de prensa ofrecida por la delegación.

El senador destacó que muchos fabricantes estadounidenses de armamento quieren hacer negocios con la isla y subrayó que en ese ámbito Taiwán puede contar con “la cooperación más completa” por parte de EEUU.

“La capacidad de defensa de Taiwán beneficia también a Estados Unidos”, dijo.

La presidenta taiwanesa señaló, por su parte, que tanto Taiwán como Estados Unidos deben preservar los intereses y valores compartidos en respuesta a la dinámica cambiante en el mundo.

Tsai resaltó que las ventas de armas estadounidenses a Taiwán, el comercio mutuo y la participación de la isla en la comunidad internacional benefician también a EEUU y agradeció el apoyo de Washington a la isla, señaló la Oficina presidencial en un comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, por su parte, indicó que la delegación, compuesta por 19 senadores, congresistas y asesores, llegó a la isla para intercambiar opiniones sobre los lazos bilaterales y la seguridad regional.

Este viaje se realiza después de la aprobación, el pasado 7 de febrero, de un proyecto de ley destinado a elevar el nivel de los intercambios oficiales entre Washington y Taipei, incluidos los militares, por parte del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

En diciembre de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó el Acta de Autorización de Defensa Nacional, que incluía un artículo sobre el fortalecimiento de las relaciones y asuntos de defensa nacional entre Estados Unidos y Taiwán, lo que despertó las iras de China.

Apple Store Google Play
Continuar