La candidatura de Áñez provoca la primera dimisión en su Gobierno

Por EFE domingo 26 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.-  La ministra boliviana de Comunicación, Roxana Lizárraga, renunció este domingo a su cargo por discrepancias con la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, en la primera dimisión en su Gobierno tras anunciar que concurre a las elecciones.

“Ya no somos un Gobierno interino ni transitorio. Al convertirse en presidenta/candidata ha dejado de lado el mandato del pueblo boliviano que luchó en las calles”, manifiesta Lizárraga en el texto que circuló por redes sociales y que, según fuentes del Ministerio de Comunicación consultadas por Efe, es auténtico.

Lizárraga considera además que Áñez “ha puesto al Gobierno al servicio de un grupo de políticos y de un proyecto prorroguista que se diferencia muy poco de las prácticas de Evo Morales y el masismo”.

LOS MOTIVOS DE SU RENUNCIA

Lizárraga manifestó su desacuerdo con que el canal estatal Bolivia TV transmitiera el anuncio de la candidatura de Áñez el pasado viernes antes de finalizar el plazo para la presentación de alianzas políticas ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Nunca estuve de acuerdo que el TSE esté bajo el dominio del presidente. Hoy usted repite esa afrenta a la democracia, pues el presidente del TSE fue designado por su autoridad”, destaca como otra de las razones por las que deja el cargo.

A juicio de Lizárraga, existen otros gestos y actos del Gobierno de Áñez que “no ayudan en nada a la reconstrucción de la democracia”.

La ministra, que anunció que renuncia “para volver a la lucha” con los grupos ciudadanos, hizo esas críticas al Gobierno de Áñez realizando varias semejanzas con los actos que tuvo el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

MÁS CRÍTICAS HACIA ÁÑEZ

El expresidente y candidato a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, afirmó en una reflexión que compartió por Twitter que la candidatura de Áñez es “una decisión equivocada” que “desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición” de su Gobierno.

“Ante la polémica suscitada por la postulación de la presidente @JeanineAnez, aquí mi posición y propuesta: anulemos la reelección presidencial para siempre”, escribió en esa red social el también expresidente y candidato presidencial, Jorge “Tuto” Quiroga.

Quiroga fue nombrado por Áñez como representante ante la comunidad internacional del Gobierno y renunció a esa función para postular como candidato para las elecciones de este 3 de mayo.

El líder de Unidad Nacional (UD), el empresario Samuel Doria Medica, también expuso en Twitter su oposición a la que considera una “reelección” de Áñez que no debiera darse “nunca y en ninguna circunstancia”, según señala el título de un artículo que compartió.

LAS RAZONES DE ÁÑEZ

Áñez aseguró el viernes que “no estaba en sus planes” participar en las elecciones y explicó que en las últimas semanas buscó “construir consensos mínimos con las principales fuerzas políticas” que le pidieron que “considere” postular a la Presidencia “para continuar el trabajo” que ha realizado desde noviembre pasado.

Hace unas semanas, Áñez abogó por no dispersar el voto y buscar un frente común contra el MAS de Evo Morales.

En su calidad de segunda vicepresidenta del Senado, Áñez asumió la presidencia interina de Bolivia después de la renuncia de Morales el 10 de noviembre, que denunció un golpe de Estado para derrocarlo.

Áñez activó el mecanismo sucesorio que dejó roto el entonces oficialismo con la renuncia de Morales y de todos los que constitucionalmente estaban habilitados para reemplazarlo.

Bolivia celebrará nuevos comicios el 3 de mayo tras quedar anulados los del pasado 20 de octubre, en los que Evo Morales fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

Esas elecciones se anularon en medio de denuncias de fraude a favor de Morales, quien el pasado 10 de noviembre anunció su renuncia denunciando un “golpe de Estado” para derrocarlo.

A la vez que Áñez, se han anunciado candidaturas como las de Luis Arce, quien fue ministro de Economía de Evo Morales; el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, los expresidentes Jorge Quiroga y Carlos Mesa, si bien se quedó sin dos de sus principales aliados.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar