La Cancillería en la Marcha Verde

Por Venecia Joaquín lunes 10 de julio, 2017

La misión del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Cancillería,   es atender las relaciones  entre nuestro país y naciones hermanas. Sin embargo, a través de su Viceministro, Cesar Medina, parece más preocupada  por   la Marcha Verde.  ¿Por qué?

Algunos  miembros del cuerpo diplomático, suelen dedicar más tiempo  a  actividades diferentes a su misión. De hecho, cuando el Viceministro  Medina se desempeñaba como Embajador en España u otros países, no obstante su salario de alrededor de US$40,000 dólares mensuales, superior al del entonces Presidente de EU, Barack Obama, la mayor parte del tiempo estaba en el país, en  programas de TV o escribiendo artículos para periódicos nacionales, defendiendo ciertos  poderosos, como lo  hace ahora.

Pretende desprestigiar  a movimientos populares que, como la Marcha Verde,  defienden los infelices, atacan la corrupción e impunidad, quieren cambios estructurales para adecentar la sociedad. Afirma que estos movimientos son para “engañar incautos con falsas promesas de redención social”

El Viceministro nos  dice que la Marcha Verde   “desde  el principio tuvo propósitos sediciosos” Asegura “que fue formada por los que habían fracasado en las elecciones con una votación ridícula; los mismos que protestan contra Leonel Fernández., que piquetearon la Fundación Global, que montaron sainetes de juicios populares contra exfuncionarios, que organizaron marchas frente a OISOE ” etc.

Con esos argumentos persigue restarle fuerzas  pero el efecto  producido es todo lo contrario. La hace respetable. Crea conciencia de que sus criterios son normativos. Cada actividad envuelve y reitera los mismos principios, la misma esencia, la misma meta.

Algunos ven la Marcha Verde  como una amenaza, pues esta se empeña en  sacar los parásitos  que  chupan la sangre al pueblo. Tratan de restarle fuerzas, de apagar la esperanza de eliminar  la corrupción “por ser  una cultura entronizada por mas de 500 años en la sociedad dominicana”    dice Medina.

¿Cómo pretenden combatir  la  Marcha Verde? ¿Desprestigiándola? ¿Filtrando gente venenosa en sus actividades? ¿Debilitando su  base económica? Al  Vicecanciller no le interesan  sus fines, solo de donde sale el dinero para  autobuses, sándwiches, refrescos, etc. cosas que  se costearían con su salario de un mes.  Siente contento porque algunos empresarios  han retirado  su ayuda económica. “Le cortaron un ala a ese financiamiento” “y  la otra, la extranjera  está agotada” dice. “Tendrán que recoger monedas en los semáforos” ha dicho ¿Contento? Al menos con la esperanza de destruirla.

Que pena que los artículos que escribe, diariamente,  no sean  sobre cómo evitar la migración a otras naciones; sobre el mar de  haitianos ilegales que invaden  al país; de cómo  nos afecta la penosa situación de Venezuela; ¡de relaciones internacionales! Sería una  forma de hacer algo positivo  por el  ministerio que le regala  su  salario. Me dolería menos pagar mis impuestos para que él lo reciba.

Con  otro tipo de artículos demostraría, que además de alabar y   adular  poderosos, ponerse pañuelitos en el traje y fruncir el seño queriendo inspirar respeto,  puede también  hacer otras cosas, para merecerlo.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar