La autoridad es necesaria a la sociedad

Por Francisco Rafael Guzmán

Puede ocurrir que algunos o algunas piensen que autoridad y autoritarismo son la misma cosa, pero los dos son conceptos diferentes. La autoridad es algo necesario en la sociedad, está asociada a la delegación individual o colectiva del mando de la sociedad o del grupo. L a sociedad o el grupo tiene que ser dirigido dirigida por alguien, por un breve tiempo, o bien, por un tiempo duradero o indefinido.

El autoritarismo es la exageración de la autoridad, el exceso en el ejercicio y control del mando.  De la misma manera que poder y dominación  tampoco pueden ser definidos como sinónimos; el poder es la probabilidad o posibilidad de ser obedecido, no importa la resistencia que tenga los que obedecen, pues el poder se basa en la fuerza, en el dinero, en las armas o en el uso de los medios de opinión, pagando para que estos últimos propaguen mensajes a favor de quien lo ejerce.

La dominación consiste en encontrar obediencia a un mandato de un contenido dado en entre determinadas personas. Se cae en  el autoritarismo cuando se ejerce un liderazgo basado en el poder y no en el sentido de autoridad. La autoridad, cuando se la ejerce exenta de autoritarismo, se basa en la moral, ya que se ejerce la dominación sobre los dominados porque estos obedecen voluntariamente pero no por el predominio del ejercicio de la fuerza. La autoridad, cuando no se cae en el autoritarismo, se basa en la moral y no en la fuerza; el poder se basa en la fuerza. A cualquier humano que razone, lo mueve a reírse cuando gente que pretenden llamarse revolucionarios dicen que el poder es para usarlo, o sea que la fuerza es para usarla.

Bueno si se pretende usar mucho la fuerza y no contar con la voluntad de las gentes, entonces para que renunciar al inicuo capitalismo, el cual tanto se basa en la fuerza. Eso de una verdadera democracia sí que nunca existido en ese injusto sistema que vivimos. Abinader ganó las elecciones en el 2020 por el uso del poder y sobre todo del poder mediático, porque la batalla se la gano a Danilo en los medios.

El poder mediático impuso al PRM, partido que no contaba con tantas gentes, fue de un programa de la emisora de radio La Z101 que salió la propuesta de convocatoria a la Marcha Verde. Ese movimiento social, llamado Marcha Verde, el que abarcaba muchos núcleos de pobladores, partidarios, sectores agroempresariales, sirvió para catapultar la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Moderno, quien escribe este artículo lo predijo y así mismo fue que ocurrió porque muchos de los integrantes de Marcha Verde no sabían o no tenían perspectiva del rumbo de ese movimiento. Había un fanatismo contra todos los grandes desmanes del PLD y sobre todo del danilismo, porque el gobierno perdió prácticamente toda la autoridad en la población. Naturalmente, ante las informaciones de tanta corrupción no podía ser para menos.

Donde Danilo Medina y el PLD echaron a perder la batalla de cara a ganar las elecciones, fue en los medios de comunicación, sobre todo en los medios tradicionales. El gobierno de Medina puede bien pasar a la historia como uno de los gobiernos que menos invirtió en publicidad oficial, a través de los medios de comunicación tradicionales, lo cual no le favorecería cuando de imagen a través de estos se tratara. Desde el primer gobierno de Danilo se pretendía y a hasta cierto punto se logró  deslegitimar a este desde los medios tradicionales (radio, prensa escrita y televisión), lo que al parecer no era percibido o no le interesaba al grupo palacio del anillo del presidente de La Republica.

Esto le salió muy costoso, porque se dividió el PLD y perdieron las elecciones. Talvez de haber invertido mucho en publicidad gubernamental desde un principio el PRM no hubiese logrado haber hecho el papel hizo. Aunque la corrupción gangsteril del grupo danalita hubiese seguido su marcha descarada. Esto último le hace merecedor al gobierno pasado del calificativo de ser uno de los gobiernos dominicanos más rastreros, utilizando una palabra que utilizó el presidente Allende el 11/11/1973 día del golpe de Estado, para calificar a un general que le traicionó.

Danilo y su cohorte de funcionarios perdieron la autoridad que la población, o una parte de ella, podía haber delegado en ellos, porque el poder  se basa en la fuerza pero la autoridad está basada en la voluntad. Tiene autoridad y se ha delegado ella en quien se le tiene confianza, pero no por pavor, no porque quien dirige o domina pueda agredir si no se acatan sus decisiones o sus intenciones. Si ocurre lo primero o predomina lo primero el líder y la cohorte de su gobierno se basan en la autoridad para ejercer su dominación, pero si ocurre lo segundo se basan en el poder.

Pero es bueno que no relajemos tanto la pérdida de la autoridad, ya que hay espacios en que los sujetos de la sociedad civil no pueden practicar la desobediencia voluntaria a la autoridad, de manera irracional, no se puede perder la autoridad en todos los escenarios. A la comunidad científica no podemos recusarla asi por así. Es el caso de los médicos, como comunidad científica, no se habla aquí de uno que otro médico que puede externar una opinión disidente de la comunidad científica. Con las vacunas de la COVID-19 hay mucha incertidumbre,  pero si la gran mayoría de los médicos no opinan  totalmente en contra de las vacunas, no tenemos por qué opinar lo contrario. Los médicos, como comunidad científica, son los que tienen la autoridad en esta crisis sanitaria que sacude al mundo. Lo dejamos hasta aquí.

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar