La Auditoría Forense versus la corrupción y la impunidad

Por Julio César Concepción viernes 5 de mayo, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Julio César Concepción

Normalmente lo forense se asocia con la medicina legal y con quienes la practican, las personas identifican este vocablo con necropsia muerte, o muerto pero en esta oportunidad nos vamos a referir a los actos de corrupción administrativa, transparencia e impunidad. Esta última constantemente como la espada de Damocles, así como su papel frente a la justicia en caso de incoación de demanda o sometimiento a la justicia de los perpetradores de actos indecorosos, corruptos y corruptores.

 

Básicamente la auditoría forense está basada en demostrar con documentación contable un fraude o una mentira. Evalúa la información de manera selectiva o aleatoria, por ende no está perfilada para detectar el 100% del fraude, limitando así su participación en los hallazgos. Sin embargo el Contador Forense en la investigación penal debe examinar y estudiar el 100% del universo de los documentos, toda vez en la comisión de delitos como los de administración. Esta no tuvo trascendencia sino hasta el hecho histórico de los años 30 al apresar a Alphonse Gabriel Capone (Al Capone), personaje dedicado a prácticas criminales y al lavado de dinero. Pero fue a partir de los años 1970 y 80, cuando esta adquiere su relevancia con el archí famoso caso Watergate en el año de 1972, que dio inicio al análisis del fraude en los Estados Financieros, inmediatamente este escándalo salió a la luz, fueron reveladas una serie de actividades ilegales paralelas que dieron al traste con la dimisión del presidente Richard Nixon.

 

Es a partir de entonces que para combatir el delito y trabajar estrechamente con la aplicación de justicia, en la cual el funcionario de la Rama de la Jurisprudencia fundamenta sus decisiones en pruebas aportadas por peritos, contadores/auditores forenses en el cual el producto de la contaduría forense es la prueba y evidencia de tipo penal, contable especializada. Conclusiones extraídas de nuestra investigación, es en la última década que la contaduría forense ha venido desarrollándose significativamente, siendo su base el sector público en el cual se han desplegado las mejores prácticas de este campo y un ejemplo de estas son las Auditorias Gubernamentales que articulan procesos de investigación con el de auditoría.

 

Lo forense se vincula con lo relativo al derecho y la aplicación de la ley, en la medida en que se busca que un profesional idóneo asista al juez en asuntos legales que le competan y para ello aporte pruebas de carácter público para presentar en el tribunal. Es una forma legal y aprobada por un gran segmento de la población, que manifiesta indignación por una serie de organismos tanto publico como privados, creados para ser vigilantes de la transparencia y la impunidad, pero que solo se han convertidos en voces agoreras encapotadas por el fantasma de la candonga social.

 

La presentación de evidencias e información contable forense, financiera, legal, administrativa e impositiva, previamente analizada, que será aceptada por la corte, porque formará parte de las bases de la discusión, el debate y finalmente del dictamen de la sentencia contra los perpetradores de crimen económico.

 

En la época actual de pleno desarrollo científico de la investigación judicial. Esta disciplina es de carácter penal debido a su génesis de orden procesal y penal, porque está considerada en el marco de las disciplinas auxiliares penales y porque su aplicación científica contribuye para conocer los hechos y llegar a las penalidades determinadas por los jueces. A la vez, que se constituye en auxiliar de la criminalística, no determina responsabilidades ni señala directamente penalidades, sino que realiza investigaciones para conocer los hechos y presentar pruebas respecto a su ejecución, desarrollo y consumación. Está orientada a las cortes (tribunales de justicia), para servir como fuente de evidencia para éstas, por lo cual lo forense es entendido como la colectividad social en general, es de tipo reactivo y está estrechamente vinculada con las acciones penales, por lo cual el contador/auditor forense debe basarse en los procesos judiciales establecidos por la ley.

 

Como disciplina especializada que requiere un conocimiento experto en teorías contables, auditoría, técnicas de investigación criminal. Es una rama importante de contabilidad investigativa, utilizada en la reconstrucción de hechos financieros, investigaciones de fraudes, cálculos de daños económicos y rendimientos de proyecciones financieras. Por tanto como un instrumento especializado en descubrir, divulgar y atestar sobre fraudes y delitos es la responsable de suministrar pruebas y evidencias contundentes de tipo penal en el desarrollo de las funciones públicas y privadas.

 

Otro eje fundamental es el control social y el empoderamiento de la ciudadanía en cuanto a su rol de veeduría social, auditoría social, el acceso a las informaciones publicas, establecido en la Constitución y las leyes, para lograr que estos sean vigilantes del patrimonio público, obligando a los funcionarios a mantener un buen manejo de los recursos del Estado y la rendición de cuentas. Dando cumplimiento a los cánones según las leyes, igual al control interno, control externo y el control legislativo, que deben hacer una sinergia combativa frente a estas plagas.

 

Por esta razón la Cámara de Cuentas de la Rep. Dom., está llamada a incluir dentro de su plan estratégico la coordinación de eventos, que contribuyan a la orientación en tal sentido a la sociedad civil con la finalidad de llevarles las orientaciones pertinentes y crear conciencia para que conozcan la entidad y ejerzan su participación en esta incesante lucha contra la corrupción administrativa y la impunidad en todos sus ordenes. Y para esto es necesario fomentar el desarrollo o la activación de una unidad de AUDITORIA FORENCE.

 

Por ejemplo el caso Odebrecht, que ha permeado medio mundo, tan profundo que ha sepultado cívicamente grandes figuras y lideres políticos de todas las latitudes, así como del mundo empresarial, este caso constituye un buen punto de partida para fomentar las acciones forenses, en aquellos países hermanos que aún no poseen de manera oficial la implementación de este procedimiento que es el adecuado para evitar la impunidad, pero con criterios recurrentes/ preventivos. Porque después de tantas expectativas, nadie quedaría satisfecho si el resultado de esa investigación no incrimina con evidencias probatorias a figuras importantes del partidismo político y empresarial señaladas por el rumor público como beneficiarias de sobornos y recompensas por miles de millones de pesos.

 

Hay que destacar que la contaduría forense sin embargo va mas allá abarcando un campo de acción más amplio donde se articula el conocimiento de diversas áreas como la documentología, grafología, ingeniería, derecho, entre otras disciplinas que coadyuvan al esclarecimiento de los delitos. Desafortunadamente la Contaduría Forense no está enfocada a la prevención, por el contrario el Contador Forense y el equipo pluridisciplinario se encarga de reaccionar e investigar hechos delictuales ya cometidos, cuantificando así el impacto del posible detrimento patrimonial al estado o la identificación de los delitos que pudieron confluir en una investigación determinada. Pero fiel y sinceramente creemos que un trabajo conjunto responsable y circunscrito a las buenas prácticas de los organismos rectores del control de esas acciones indecorosas, pudiera generar resultados favorables al sistema.

 

Comenta