La alianza Luis/Leonel y los empleados públicos leonelistas

Por Pedro Rene lunes 21 de octubre, 2019

Todo aquel que quiera engañarse asimismo está en todo su derecho. Ahora bien, lo que se encuentra a la vista no necesita explicación. Vamos primero a explicar ciertas situaciones: hubo una diputada en la C1 que sacó más votos de lo estimado, alguien le dió un empujón además del apoyo de su partido. También los enterados de la política, dicen que en las elecciones del 2016 hubo un líder político “compañero” del Presidente Medina, que jugó a una segunda vuelta electoral; aunque la piña le salió bastante agria, ya que Danilo Medina se alzó con la victoria por poco más de un 61%.

En fin, desde que el comité político del PLD decidió la reelección de Danilo Medina en Juan Dolio, Leonel comenzó la conspiración por debajo de la mesa, de hecho se dice que las senadurías de Puerto Plata y el Seibo fueron fruto de un “PUN” que tiró Leonel. La alianza entre Luis y Leonel viene cocinándose desde hace tiempo, a fuego lento pero de segura cocción. Las reuniones en secreto dieron sus frutos, un fruto de estos fue un préstamo de votos que se le hicieron a Leonel en las primarias abiertas del PLD; se dice que Luis le devolvió uno que otro favor, poniéndolo a valer en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional.

De modo que,  la alianza entre Luis y Leonel es evidente y más que explicita, sólo falta ver a Leonel alzarle las manos a Luis. Para todos es sabido que Leonel NO puede ser candidato ni a regidor, la ley de partidos cierra toda puerta al transfuguismo. Por consiguiente, a Leonel sólo le queda apoyar a Luis a la presidencia y él hacerse con un “partiducho” para intentar colocar sus cuadros en lo congresual y lo municipal, lo de hacerse con un partido “viralata” ya se consumó, supe que adquirió el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD) y dejó oliendo donde guisan a Frank Peña Guaba, Los Vincho y Elías Wessin.

Leonel va a trabajar para él y para lo que pueda llevarse del PLD, además de precandidatos perdedores, ancianos en etapa de jubilación, desterrados de la nómina pública… ¡Ay la nomina pública! Ayer pude ver un tweet del vocero de Leonel Fernández; Rafael Núñez exigiendo a los empleados públicos que apoyan a Leonel, que renuncien de sus puestos para acompañar a Fernández en esta aventura, pero ¿y es fácil a estas alturas dejar camino real por vereda? Le estas pidiendo  a las bases del PLD que dejen su empleo y su partido, que dejen lo único que tienen para ir a inventar; eso lo pueden hacer ustedes porque desde el Estado en 12 años resolvieron sus vidas, la de sus hijos y la de sus nietos; Víctor Díaz Rúa sabe muy bien lo que estoy diciendo… Yo quiero ver quien de las bases del PLD se irá con Leonel a hacer presidente a Luis Abinader, ¿y los empleos?… ¿quién se lo garantiza?  Si el PRM va a cumplir 16 años fuera del poder, con toda esa hambre no hay empleos para pldistas aunque se vayan para el PTD. La verdad es que si Leonel lleva a Luis Abinader a la presidencia como es su plan, no quedará un solo empleado público del PLD. Ya Leonel no es competencia para Luis Abinader, de hecho tienen objetivos muy diferentes: el primero quiere sacar al PLD del poder y el segundo quiere ser presidente, aunque parezcan asuntos con gran similitud, no es lo mismo.

La realidad es que Leonel ya no es opción de poder. En otro orden, yo no sé como Luis Abinader le va  explicar a sus votantes que tiene una alianza con Leonel, la persona a la que ellos culpan del 70% de los males de este país. Yo no sé como Leonel y Luis van a sentar a Vincho y a Altagracia Salazar a comer en la misma mesa y en el mismo plato… ¡Eh Duro compai!

Leonel, me recuerda a John Lincoln cuando dijo:

“Un dilema es un político tratando de salvar sus dos caras a la vez”. John A. Lincoln. Presidente de Estados Unidos entre 1861 y 1865

P.D. Este artículo fue escrito antes de la alocución de Leonel Fernández de ayer.

Por: Pedro René Almonte Mejía

Anuncios

Comenta