Keylor y la necesidad de brillar en un gran duelo

Por admin Viernes 7 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Keylor Navas se reencuentra con la afición del Santiago Bernabéu tras ser silbado en sus últimas actuaciones y comenzar a ser estudiado al detalle. Si hay un futbolista de Zinedine Zidane que necesita brillar en un duelo grande ese es el costarricense, que ante el Atlético promedia 1,16 tantos por derbi.

El último precedente, en el que quedó para la historia como último encuentro en Liga que acogía el estadio Vicente Calderón, fue el único de seis derbis que disputó, en el que Keylor Navas puso un candado a su portería.

Brilló aquella noche en el momento más dulce que ha saboreado en una temporada repleta de altibajos, sin continuidad en su rendimiento, alejado del papel salvador que había heredado de Iker Casillas y que habían convertido en menos traumática de lo esperada la transición en la portería madridista, tras el fin de ciclo de una leyenda.

Llegó al Calderón con 270 minutos de imbatibilidad. Salió con 360 tras estar firme y sumó los 35 minutos que tardó Carmona en marcar en el Santiago Bernabéu para el Sporting de Gijón. Un total de 395 minutos sin recibir un solo gol fue su mejor racha del curso.

En la competición doméstica ha recibido una sangría de goles, un hecho al que Zinedine Zidane no concedió demasiada importancia, admitiendo en reiteradas ocasiones que no le preocupaba, hasta entrar en la recta final del campeonato, consciente de la importancia que tiene no encajar con la seguridad de que la calidad de sus jugadores de arriba le asegura al menos un tanto en los 51 últimos encuentros.

Pero Keylor ha encajado 24 goles en 20 partidos disputados, una media alta de 1,20 por encuentro que le tienen abajo en la clasificación de mejor portero de LaLiga. Hasta 13 guardametas rivales están por delante del costarricense, a un mundo de la media del líder, el arquero del Barcelona Ter Stegen que promedia 0,79 tantos por cita (22 goles en 28 jornadas disputadas).

A Keylor le cuesta encontrar la regularidad en sus actuaciones. Sin la magia que tenía antes de ser intervenido quirúrgicamente de su lesión en el tendón de aquiles. Su promedio empeora el doble a la pasada temporada, cuando terminó con una media de 0,68 tantos por partido. Llega a un derbi clave en el camino al título liguero del Real Madrid habiendo encajado doce goles en sus siete últimas actuaciones.

Desde el 29 de enero, con un 3-0 a la Real Sociedad, no consigue el portero tico acabar un partido feliz con el Real Madrid por no encajar tantos y ha visto como Kiko Casilla lo ha firmado en las dos apariciones ligueras que tuvo, ante Espanyol y Alavés.

Entre Liga de Campeones y LaLiga ya son diez encuentros seguidos encajando para Keylor, que salta al Bernabéu sintiéndose examinado, cansado de escuchar el nombre de David De Gea como su sustituto. Necesita brillar en uno de esos partidos que marcan la temporada. El derbi madrileño, la eliminatoria europea ante el Bayern Múnich y el Clásico decidirán su futuro en el club en un abril trascendental.