Kenia Lora, la sustituta de Berlinesa en Inaipi, y su estrecha relación con el presidente

Por El Nuevo Diario jueves 9 de abril, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La recién nombrada directora del Instituto Nacional Integral a la Primera Infancia (Inaipi), Kenia Lora Abreu, en sustitución de Berlinesa Franco, renunciante, fungió como secretaria personal, antes y después, de que Danilo Medina se convirtiera en presidente de la República Dominicana en el año 2012.

Tras Medina asumir como primer mandatario de la nación, al transcurrir unos meses, envió a Lora Abreu, también sanjuanera, como representante del Gobierno dominicano a servicios exteriores.

A su regreso en el año de 2014, la ahora titular de Inaipi, pasó a formar parte del Banco de Reservas como uno de los miembros del Consejo Administrativo  y cuatro años más tarde, en 2018, mediante el decreto 168-18 emitido por el poder Ejecutivo, fue nombrada como la presidenta ejecutiva del Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (Conani).

Vínculos presidenciales

Según una investigación realizada por El Nuevo Diario, los padres de Lora Abreu y el presidente Medina guardan estrecha relación y vínculos personales, al punto de ser compañeros de actividades sociales y privadas.

Dicha relación deja entender, que el primer mandatario de la República guarda estrecha confianza y seguridad en la persona de Lora Abreu para que dirija una entidad que ha estado en el ojo del huracán tras destaparse varios escándalos de irregularidades por parte de sus funcionarios.

Patrimonio

La declaración jurada de bienes de la funcionaria, colgada en el portal del Conani, muestra cómo están distribuidos sus bienes y el incremento de los mismos luego de que Medina asumiera la jefatura del Estado.

Según indica el documento legal, la nueva titular de Inaipi posee un apartamento valorado en $4,100,000.00 pesos, el cual fue adquirido a su nombre el día 13 de julio del año 2007.

Igualmente, tiene otra residencia de $620,000 dólares, adquirida por su esposo el 21 de septiembre del año 2012, tan solo un mes y cinco días después de Danilo Medina asumir la presidencia el 16 de agosto del mismo año, y que calculado a la taza de ese año de RD$40.50, refleja un valor de unos $25,110,000 pesos.

Otro inmueble,  una casa a nombre de Lora Abreu adquirida el 12 de enero de 2018,  aparece con un valor ascendente a los $13,500,000 pesos.

Vehículos

Kenia Lora Abreu tiene a su nombre dos vehículos que según la declaración fueron adquiridos en el año de 2015, uno de ellos es un automóvil marca Mercedes Benz, modelo Clase E, con valor estimado de $55,000 dólares, equivalentes a $2,502,500 pesos.

Igualmente, es propietaria de un todo terreno marca Toyota, modelo Land Cruiser, año 2015, cuyo valor asciende a unos $130,000 dólares, equivalentes a $5,915,000 pesos.

Cuentas bancarias

Las cuentas bancarias de Lora Abreu, según su declaración como funcionaria del Gobierno, están repartidas entre dólares y pesos, las cuales varían desde los US$20,000 hasta los RD$999,000.

Igualmente, se visualiza una tarjeta de crédito de sus esposo que asciende a unos $850,000 pesos.

El descalabro en Inaipi

Ayer miércoles, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, informó que su oficina pondrá en manos de la Procuraduría General de la República las irregularidades detectadas en la compra de 40,000 kits de alimentos que realizó el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi).

Dichos fraudes fueron revelados por una comisión que designó el  mismo Medina, y que integraron el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo; el secretario Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; la directora de Contrataciones Públicas, Yokasta Guzmán, y el propio Espinal.

“Luego de concluir la revisión, la comisión recomendó al presidente la remoción de los principales funcionarios de esa institución vinculados al proceso de compra indicado”, manifestó Espinal en una transmisión difundida por redes sociales.

Espinal dijo que “se cometieron violaciones a los procedimientos de la Ley de Compras y Contrataciones”, además de que se permitió la entrega de mercancías por parte de proveedores al margen del proceso de compra sin documentaciones que respaldaran la compra, por lo que el Estado se ve imposibilitado de hacer los pagos a los mismos.

Explicó que se constató que se estableció un precio fijo por encima de los del mercado, lo cual dijo es “inaceptable”.

“Ahora más que nunca debemos asegurarnos de que cada centavo se gaste de forma eficiente y transparente para dar respuesta a las múltiples necesidades”, dijo Espinal.

El alto cargo dijo que la hasta ayer directora del Inaipi, Berlinesa Franco, quien además es cuñada del presidente Medina, renunció a sus funciones al admitir que no se percató del proceso de compra que se realizó en su propia institución, bajo el alegato del estado de emergencia nacional que vive el país por el COVID-19.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar