829-917-7231 | 809-866-3480

Justicia británica rechaza demanda sobre salida del Espacio Económico Europeo

Por El Nuevo Diario Viernes 3 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- La Justicia británica desestimó hoy una demanda judicial presentada por un grupo de ciudadanos que quería obligar al Gobierno a obtener autorización parlamentaria antes de sacar al Reino Unido del Espacio Económico Europeo (EEE).

El Tribunal Superior rechazó la petición encabezada por Peter Wilding y Adrian Yalland -ambos vinculados al Partido Conservador-, que argumentan que la ruptura de un país con la Unión Europea (UE) no implica de forma automática su abandono del EEE.

La primera ministra, Theresa May, ha dejado claro que busca una salida total de la UE, con la retirada del mercado único y de la unión aduanera, si bien su objetivo es conseguir un nuevo acuerdo comercial con los Veintisiete.

Los demandantes, vinculados a campañas en favor de un "brexit suave" -que mantuviera el acceso al mercado único europeo- afirmaron ante los jueces que Londres debe activar el artículo 127 del tratado del EEE de 1994 para dejar de pertenecer al mercado único, un acción que, en su opinión, debe contar con el beneplácito del Parlamento.

Forman parte del EEE los 28 Estados miembros de la UE además de Noruega, Islandia y Liechtenstein.

El grupo liderado por Wilding y Yalland ya había presentado su demanda el pasado diciembre ante otro tribunal, pero también fue rechazada.

El pasado 23 de junio, los británicos votaron en un referéndum a favor del "brexit" o salida de la UE, un proceso de desconexión que May ha dicho que quiere iniciar el próximo mes de marzo.

El Tribunal Supremo británico, máxima instancia judicial del país, ordenó al Ejecutivo el pasado 24 de enero someter a votación parlamentaria la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que dará inicio al periodo de hasta dos años de negociaciones con Bruselas.

El Proyecto de Ley de la Unión Europea (Notificación para la Retirada), que autoriza la activación de ese artículo, superó el pasado miércoles su primer trámite en la Cámara de los Comunes y se espera que pueda ser aprobada por los Lores en torno al 8 de marzo.

Según ha desvelado el periódico británico "The Times", la jefa del Gobierno espera que el texto esté aprobado antes de la cumbre europea prevista el 9 y 10 de marzo en Malta, una reunión que quiere aprovechar para dar el pistoletazo de salida oficial al "brexit".