Juristas coinciden tras denuncia de US$39 MM sobornos Odebrecht requiere nueva acusación

Por Liliam Mateo lunes 8 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Juristas y abogados consideran que las denuncias de supuestos nuevos sobornos por parte de la constructora Odebrecht, no deben ser incorporados al expediente acusatorio hecho por la Procuraduría General de la República, el cual envió a juicio de fondo a seis exfuncionarios públicos, sino abrir otra acusación.

El doctor Miguel Castillo Pantaleón sostuvo que no sería el mismo caso.

Explicó que “cada pago de soborno es un ilícito en sí mismo. “El soborno no es un delito continuo, aunque sí puede ser complejo y estos son los conceptos clave para concluir que ahí no se puede invocar el “non bis in idem”, porque de hacerlo, confundirías complejidad con continuidad”, añadió.

Para ser más explícito, el jurista dijo que “pagas tres sobornos y te juzgan por uno, es igual”. “Porque poco importa que el soborno se haya dado en un entramado complejo, con varias personas o en una estructuración con muchas maniobras para efectuar el pago. Cada pago es un soborno”, aclaró Castillo Pantaleón.

El abogado José Ricardo Tavera explicó que la información que ha salido incluye muchos datos que están contenidos en la investigación actual.

“En esa medida, al no tratarse de hechos nuevos, no es posible que graviten sobre ninguno de los implicados, especialmente en lo que concierne a las transferencias hechas a las sociedades vinculadas al señor Ángel Rondón”, indicó.

“Obviamente, la denuncia de las filtraciones tiene hechos desconocidos y muy graves. Por ejemplo, los documentos usados en República Dominicana tienen datos ocultos bajo el alegato de que se trataba de información no vinculada al país, sin embargo, el cotejo de piezas ha evidenciado que no es cierto, eso es grave e implica una obstrucción de justicia, cuya responsabilidad debe ser establecida”, dijo.

Entiende que “los hechos nuevos siempre podrán ser objeto de la apertura de una nueva investigación, sin embargo, es imposible que a los actuales imputados se les pueda juzgar nuevamente por los mismos eventos”.

Toda vez-dijo- que la etapa de la investigación es una etapa precluida a la cual es imposible retrotraer el proceso.

“No se puede dejar de soslayo que las nuevas implicaciones versan sobre Punta Catalina y eso ya fue objeto de investigación respecto a los actuales implicados y existe un dictamen del Ministerio Público diciendo que investigó minuciosamente dicha obra y que no encontró ningún indicio de ilícitos imputables a ninguno de los acusados del actual proceso, así como a nadie”, refirió.

Ricardo Taveras sostiene que al tratarse de eventos notorios, obviamente algunas de las informaciones servidas podrían gravitar en el proceso, como por ejemplo, la identificación de a quiénes corresponden los sobrenombres usados en el sistema drousys, en lo que respecta a quiénes eran los beneficiarios de los valores incluidos en el expediente”.

“Siempre que se trate de información que haya sido incluida en el expediente, porque al cerrar la investigación e imputar del modo que lo hizo, el Ministerio Público no tiene alternativas para perjudicar a los actuales imputados”, añadió.

Taveras afirmó que las denuncias evidencian que la investigación realizada en República Dominicana debe ser objeto de una pesquisa, sobre todo después de que Odebrecht afirmara que no ocultó ninguna información.

“Será preciso establecer ¿quién dice la verdad, si Odebrecht o el Ministerio Público? se preguntó.

Dijo que de la investigación que se haga debe quedar claro el hecho de si ciertamente Odebrecht ocultó o no información, afirmando “que si lo hizo en virtud de la teoría de los cristales rotos, el acuerdo con esa empresa queda liquidado y deberá ser puesta en causa sin contemplaciones”.

“Pero, en el caso que la empresa demuestre que no ocultó información y que se establezca que el Ministerio Público disponía de información que ocultó, reitero, los investigadores deben ser investigados”, dijo.

Planteó que las investigaciones sean puestas a cargo de fiscales especiales designados al efecto.

Enfático fue Cándido Simón: “Se pueden incorporar las pruebas nuevas, en virtud del artículo 330 del Código Procesal Penal”.

El jurista Carlos Salcedo:”Lo que debe hacer si quiere dar muestras ahora de seriedad, responsabilidad, y de no ser transgresor de leyes y la Constitución, es retirar la acusación contra quienes sabe que no hay prueba alguna de actos reñidos con la ley, como en el caso de Andrés, y acusar a los reales responsables de haber recibido soborno para garantizarle los contratos a Odebrecht, en este y en el anterior gobierno de Leonel Fernández”.

El expresidente del Colegio de Abogados, Fernando Pérez Vólquez: “Todo es válido, lo que hay es que aperturar nueva acusación contra posibles nuevos involucrados”

Mientras que el abogado Plutarco Jáquez dijo que “ya no puede presentarse otra acusación sobre ese caso”.

“Tendrán que celebrarlo con el auto de apertura a juicio, la Constitución prohíbe juzgamiento dos veces por un caso, solo podrán, entrar algunas pruebas, bajo el criterio de pruebas nuevas”, explicó.

De su lado, César Amadeo Peralta aseguró que “pueden seguir investigando y acusar a otros”.

A su vez, el doctor Miguel Valerio indicó que “es un hecho que tenían esa información y no sé porque lo aclararon”. “Es una prueba más de corrupción que se adiciona al caso Odebrecht, pero pudiera abrirse un expediente aparte, aquí no hay cúmulo de pena, a lo fines de procesarlo por aquello y lo otro, porque hay pruebas demás”, dijo.

En tanto, Carlos Pimentel aseguró que lo que corresponde es hacer una investigación, sobre Punta Catalina, porque el Procurador de manera deliberada ha dejado eso fuera. “Establecer responsabilidades, Punta Catalina es un caso nuevo; no se quiere investigar, el Procurador ha tenido toda información y no quiere investigar, Punta Catalina es cuerpo del delito y la investigación el Procurador la dejó hasta el 2012 cuando la empresa confesó que entregó soborno hasta esa fecha, entonces el caso de los seis imputados no se puede vincular con lo de Punta Catalina”, explicó.

El abogado José Lapaix dijo que el Ministerio Público puede incorporar nuevas pruebas al caso, basado en el 330 del Código Procesal Penal, y los jueces acogerlas para los que ya están acusados”.

“Pero si hay nuevos imputados el Ministerio Público debe investigar todo y hacer nueva acusación”, añadió.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) reveló en un reportaje otros pagos a cambio de contratos de construcción por la empresa brasileña Odebrecht y no admitido por esta cuando citó los 92 millones de dólares pagados a funcionarios dominicanos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar