Jurista Cury cuestiona idoneidad procurador adjunto en Dirección General de Persecución

Por El Nuevo Diario miércoles 3 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El doctor Julio Cury cuestionó la idoneidad del procurador adjunto Juan Cedano para desempeñar objetivamente la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, a la vez que reprochó que se mantenga desempeñando esa función no obstante haber cesado su mandato en febrero del 2015 sin que, hasta la fecha, haya sido seleccionado para el segundo y único período consecutivo que permite la ley.

Aseguró que “lejos de buscar prioritaria y objetivamente, como dispone la Constitución y la Ley No. 133-11, soluciones al conflicto penal mediante la aplicación de medios alternos y mecanismos de simplificación procesal, el señor Cedano se ha erigido en amo y señor medalaganario del ejercicio de la acción penal y su oportunidad”.

El reconocido jurista señaló que aunque es obligación de los funcionarios del Ministerio Público cumplir sus funciones con apego a los principios que lo rigen, entre los que figuran el de oportunidad y objetividad, Cedano “se complace en disponer subjetiva y caprichosamente quién puede acogerse a un criterio de oportunidad o a un juicio penal abreviado, lo propio que las condiciones en virtud de las cuales los aprueba”, expuso.

Puso de ejemplo el acuerdo al que llegó el extraditado criminólogo francés Cristophe Naudin, quien en octubre del 2015 ayudó a dos pilotos franceses condenados a 20 años de prisión por narcotráfico, al que Cedano habría autorizado pagar una multa de un millón de pesos como sanción por la comisión del tráfico ilícito de personas que admitió haber cometido.

“La lenidad de ese acuerdo, o si se prefiere, su benignidad, contrasta con las exigencias irrazonables que le hizo a un imputado de proxenetismo, tipo socialmente tolerado e incluso despenalizado en muchos países, al que osó pedirle una multa de doscientos cincuenta millones de pesos y el grueso de sus inmuebles”, sostuvo Cury.

Puntualizó que al abandonarse la solución del conflicto penal por medios alternos y de simplificación procesal a la lógica antojadiza de un procurador adjunto, se ha puesto “lastimosamente en la picota” el principio de objetividad que rige al Ministerio Público. Cury se manifestó de acuerdo con el abogado Felix Portes, quien recientemente denunció que ciertos procuradores adjuntos llevan agendas con intereses particulares que atentan contra el principio de indivisibilidad del Ministerio Público, por lo que consideró que tanto el Presidente de la República como el Procurador General de la República deben designar sus respectivos procuradores adjuntos.

Apple Store Google Play
Continuar