Juncker visita a Theresa May en vísperas de una cumbre clave del “brexit”

Por El Nuevo Diario Martes 25 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, viajará mañana a Londres para reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, en vísperas de la cumbre del sábado en Bruselas en la que los líderes de la Unión Europea (UE) acordarán las bases de la negociación del "brexit".

Invitado por la jefa del Gobierno británico, el máximo responsable del Ejecutivo comunitario viajará acompañado por Michel Barnier, negociador de la Unión Europea para la salida del Reino Unido.

Según informó la CE, en la cita se abordará "el proceso de las negociaciones del artículo 50" del Tratado, que regula la salida de un país de la UE y la condición de "pilar central" de los ciudadanos en el proceso.

Las partes cuentan con dos años para negociar, que empezaron a contar desde la activación efectiva del "brexit" por parte del Gobierno británico el pasado 29 de marzo, salvo que tanto Londres como la UE, con unanimidad de sus Estados miembros, acuerden darse una prórroga.

La situación de los ciudadanos está entre los principales asuntos recogidos en el borrador de directrices negociadoras sobre el "brexit", que está previsto que los líderes de los 27 países de la UE, salvo el Reino Unido, aprueben el próximo 29 de abril en una cumbre extraordinaria convocada en Bruselas.

Juncker solo tiene previsto ver a May y no se reunirá con ninguno de los líderes de la oposición británica, en el contexto de las elecciones anticipadas convocadas para el 8 de junio.

Esos comicios, según el Consejo de la Unión Europea, que representa a los países comunitarios, no cambian los planes de Bruselas sobre el "brexit".

Las directivas negociadoras que los líderes acordarán el sábado deben estar preparadas para el 22 de mayo y la negociación efectiva con Londres empezará tras los comicios convocados por la primera ministra británica, que Bruselas considera "un asunto doméstico".

Basándose en el documento de negociación aprobado por los líderes de los Veintisiete este sábado, la Comisión Europea publicará en torno al próximo 3 de mayo sus propias recomendaciones sobre el proceso.

Según un borrador filtrado a la prensa, en ellas destacan que el Ejecutivo comunitario quiere que el Reino Unido pague los costes ligados a su salida de la Unión Europea, como la reubicación de las agencias comunitarias y otros organismos de la UE basados en Londres.

El texto precisa asimismo que se deberán acordar las modalidades de pago para limitar el impacto de la retirada sobre el presupuesto de la Unión.

Y apunta a la necesidad de salvaguardar el estatus de los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido y de los británicos en los Veintisiete, como primera prioridad de las negociaciones por el número de personas directamente afectadas y la gravedad de las consecuencias de la retirada para ellas.