Juncker pide que no haya “fronteras duras” en Irlanda tras el “brexit”

Por El Nuevo Diario jueves 23 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, pidió hoy que tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) no haya "fronteras duras" entre la provincia británica Irlanda del Norte y la República de Irlanda y que éstas permanezcan "lo más abiertas posible".

"No queremos tener fronteras duras entre Irlanda del Norte y la República. No queremos arriesgar el Acuerdo de Viernes Santo", dijo Juncker en referencia al pacto que en 1998 puso fin al conflicto norirlandés.

"Queremos que las fronteras terrestres sean tan abiertas como sea posible", destacó Juncker en una rueda de prensa tras participar en una reunión con el "Taoiseach" (primer ministro irlandés), Enda Kenny, y el negociador jefe de la CE para el "brexit", Michel Barnier.

El político luxemburgués pidió trabajar juntos para "minimizar" el impacto del "brexit" para los ciudadanos irlandeses.

"Quiero garantizar a todos en Irlanda que la CE y el Gobierno irlandés trabajarán juntos estrechamente durante el proceso de las negociaciones del ‘brexit", señaló.

Juncker también alabó a Irlanda por "comportarse como un miembro fundador" de la Unión Europea (UE): "Es interesante decirlo, porque algunos miembros fundadores ya no se comportan como miembros fundadores", subrayó.

"Es un desafío político", reconoció Kenny, que pidió a Barnier abordar este asunto mientras Londres no active el artículo 50 del Tratado de Lisboa para salir de la UE y "hasta que no sepamos con claridad de qué habla el Gobierno británico en términos de las futuras relaciones, si tendrá un impacto en el comercio con Irlanda".

Kenny recordó que el Acuerdo del Viernes Santo es "vinculante internacionalmente" y quiere que el "lenguaje" en el que está redactado también lo recoja el acuerdo resultado de las negociaciones entre el Reino Unido y la UE.

El primer ministro irlandés se refirió en concreto a la posibilidad de que en un futuro Irlanda del Norte quisiera reintegrarse en la Unión: "Queremos ese lenguaje insertado en el tratado de la negociación, en el resultado de la negociación, si eso llega a ocurrir", indicó.

Preguntado por el caso de la inclusión de Alemania Oriental en la UE con la caída del Muro de Berlín, Kenny dijo que "eso ya es algo inherente en el Acuerdo del Viernes Santo".

Irlanda del Norte se convertiría tras el "brexit" en el único punto de entrada terrestre al Reino Unido a través de un país comunitario, además de la de España con Gibraltar.

La libre circulación de bienes y personas entre el norte y sur de la isla de Irlanda ha sido natural desde la creación en la década de 1920 de la llamada Área de Circulación Común (CTA), si bien el pasado conflicto obligó desde finales de la década de 1960 hasta 1998 a establecer controles policiales y militares para hacer frente a la amenaza terrorista.

El electorado norirlandés y escocés rechazó el "brexit" con un 55,8 % y un 62 % de votos, respectivamente, en el referendo del pasado junio.