Julieta Egurrola: México hace poco para “mantener la dignidad” ante Trump

Por EFE domingo 12 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- La reconocida actriz mexicana de teatro, cine y televisión Julieta Egurrola lamenta que el Gobierno de su país no haya hecho lo suficiente para "mantener la dignidad" ante los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En una entrevista con Efe en Washington, la intérprete y enérgica activista se muestra descontenta con la respuesta de su país a las acusaciones que Trump ha lanzado contra sus compatriotas y a su anuncio de construir un muro en la frontera entre ambos países.

El presidente estadounidense ha acusado a la inmigración mexicana de ser "lo peor" del país, ha amenazado con la deportación de millones de indocumentados y el pasado 25 de enero firmó la orden ejecutiva para levantar el polémico muro en la frontera sur.

"No han hecho (el Gobierno de México) lo suficiente para responder a este golpe directo que nos han mandado", asegura Egurrola, una estrella de las telenovelas en su país.

La actriz recalca que los comentarios en los que el magnate inmobiliario descalifica a los mexicanos suponen una ofensa y constituyen una generalización de todo un país, cuyo Gobierno -insiste- no ha respondido con la suficiente contundencia.

"Toda esta situación implica un agravio desde la campaña electoral, por la manera en que nos trató y por la manera en que se refirió a nosotros. Generalizó lo espantoso que éramos los mexicanos, como si aquí (en Estados Unidos) no hubiera violadores, rateros o drogadictos", añade la también activista en multitud de causas desde hace décadas.

Sin embargo, con la intención de alejarse del pesimismo generalizado que palpa en su país, Egurrola cree que Trump ha sido "catártico" porque los problemas de "migración, justicia, fascismo, pobreza y contaminación" no son nuevos.

La veterana actriz reivindica su presencia en la capital estadounidense como parte de un elenco de actores de habla hispana, que califica como el "sueño de Bolívar", en este momento de tensa relación entre Estados Unidos y México.

"La vida me puso aquí y no creo mucho en las coincidencias. Estoy con un grupo de habla hispana en este momento en el que estamos atacados. Hay un inminente peligro y, aunque hay que ser tolerantes y solidarios, también hay que defender con mayor convicción y fuerza, y unirse con un colectivo para resistir", afirma la artista.

La actriz se encuentra desde principios de año en Washington con motivo de su papel en la obra "Yo también hablo de la rosa", del dramaturgo también mexicano Emilio Carballido, que representará hasta finales de mes en el teatro Gala, templo de la escena hispana en la capital del país.

Ahora, afronta este proyecto con mucha ilusión tras 40 años de carrera con más de una treintena de telenovelas, más de una veintena de películas y más de una cincuentena de obras teatrales.

Esa larga y densa trayectoria le ha valido reconocimientos en los Premios Ariel y Mayahuel, así como los galardones Yolanda Guillaumín y María Teresa Montoya.

Egurrola señala que, a pesar de ser una obra escrita en la década de 1960, el montaje de Washington cobra interés hoy en día porque subraya los puntos de vista tan "radicalmente" opuestos y cómo se puede ver la realidad de formas contrapuestas.

En la función, un hecho fortuito, como el descarrilamiento accidental de un tren por dos adolescentes de origen humilde, desencadena una respuesta social que le atribuye multitud de interpretaciones socio-políticas y refleja la complejidad de la sociedad dividida por la diversidad de opiniones.

"El juicio está a flor de boca. Se puede ver cómo a través de los celulares y de las redes sociales en seguida se contesta a algo planteado sin ni siquiera casi pensarlo. Inmediatamente enjuiciamos, decimos y somos muy dados a establecer etiquetas", comenta Egurrola.

Su papel como la intermediaria en "Yo también hablo de la Rosa", de la mano de la Compañía Nacional de Teatro de México, a la que pertenece, se suma a sus destacadas intervenciones en obras de teatro como "Crímenes del corazón", telenovelas como "Bodas de odio" y películas como "Mujeres de negro". EFE

Por Miriam Barchilon