Juicio vaticano por fraude en reforma ático de Bertone visto para sentencia

Por EFE sábado 14 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, CIUDAD DEL VATIVANAO.- El juicio en Vaticano contra el expresidente del hospital pediátrico Bambino Gesù, administrado por la Santa Sede, Giuseppe Profiti y el extesorero Massimo Spina, acusados de desviar fondos durante la reforma del ático en el que vive el cardenal Tarciso Bertone, quedó hoy visto para sentencia.

La última audiencia de este proceso, que comenzó el pasado 18 de julio, concluyó esta mañana con los alegatos de los abogados que pidieron la absolución de sus defendidos al considerar que no existe el delito.

El proceso en el que se ha querido esclarecer si se desviaron fondos públicos de la fundación que gestiona el hospital a un empresario italiano para que se beneficiara de la reforma del ático en el que vive el cardenal Tarciso Bertone quedó así visto para sentencia, que se espera llegará durante la tarde.

En total se pagaron 422.005,16 euros para las obras de reestructuración que fueron a parar al empresario Gianantonio Bandera.

El abogado del Profiti, Antonello Blasi, pidió la absolución de su cliente por “defecto de jurisdicción” al explicar que el hospital se encuentra en territorio italiano, al tiempo que defendió que nunca existió una doble facturación.

La defensa se ha basado durante todo este proceso en explicar la buena fe de Profiti que realizó la inversión por parte de la fundación en las obras de reestructuración realizada tanto en el apartamento de Bertone como en todo el edificio como una inversión para que este apartamento sirviese para celebrar cenas o reuniones para la recogida de fondos para el hospital pediátrico.

El fiscal vaticano, Gianpiero Milano, reiteró su petición de tres años de cárcel, su inhabilitación y 5.000 euros de sanción a Profiti al considerar que una fundación no es una empresa que puede hacer inversiones.

Por la otra parte, el fiscal también reitero su petición de absolución del extesorero por falta de pruebas, mientras que el abogado de Spina, Alfredo Ottaviani, pidió que esta fuese por que nunca existió el delito.

Según Ottaviani, la verdadera víctima de este caso es el cardenal Bertone que realizó una donación personal de 150.000 euros a este hospital pediátrico como compensación por el agravio. EFE

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar