Jugada del Procurador y cuento de la Culata

Por Román Polanco viernes 26 de mayo, 2017

El famoso Procurador General de República Dominicana está desafiando a los más incrédulos sobre el asunto Odebrecht; dice el susodicho funcionario, apadrinado por Danilo Medina, usurpador de la Presidencia de la República, que primero tienen que hacer todas las traducciones para ofrecer los nombre, y que definitivamente no quiere prisa para no dañar el proceso. Yo lo felicito porque en mi vida de ciudadano dominicano, nunca vi un funcionario tan apegado a la ley de conveniencia, como dicho funcionario.  La desesperación del pueblo dominicano por conocer no solo los nombres sino el proceso de sometimiento y sentencia a los implicados, encontrara límites.

Sale a la luz que el funcionario gubernamental se aferra a un certificado procedente de Brasil, mientras toda la corrupción del patio y las investigaciones que deben hacerse aquí están en ascuas. No se ha preocupado la justicia por llamar a los ingenieros supervisores de obras del Estado quienes debieron cedacear cada proyecto sometido en el país por Odebrecht o cualquier otra compañía. Otro circunstancial caso sería el problema de la elección de Danilo Medina en dos ocasiones: desmantelado el equipo de la Junta Central Electoral, se encontró varias irregularidades de la administración anterior; ¡Joao $$antana trabajando en el Palacio! ¡El famoso 62%! ¿no merecen, estos casos investigación?

Hoy quiero recrear, para aquellos que no tienen un planteamiento gestado en principios básicos de los pueblos en su autodefensa, que existen varios antecedentes en la historia, antes y después de la revolución de abril, que aportan una filosofía fantasiosa al hoy y, es que no podemos repetir el mismo proceso de partidocracia que en momentos decisivos (negociaciones) se adhieren a los traidores de la patria para hacer su agosto. La sensibilidad de la lógica es y será la propia constante del desarrollo de este proceso, pues ya nos han engañado bastante.

El nuevo contexto del individuo pensante de nuestra época ha variado el contenido del discurso, por eso no queremos políticos alrededor de nosotros, es perjuicio que nos han enseñado los procesos anteriores y bien los hemos razonado, ya erradicamos las dudas. El sentido de la traición nos ha golpeado tanto que estamos revestidos de inseguridad; necesitamos grandes cambios donde solo quepa la mente pensante haciendo grandes reflexiones.  Necesitamos la conquista de un bienestar desconocido para la seguridad individual asegurando a la vez un control absoluto y manejo del mundo material. Nos atrevemos a crear la aventura de un nuevo país, para conquistar las cosas que nos han robado los políticos.

Yo no entiendo de donde le sobresale al PG ese enfoque titánico sobre el caso Odebrecht cuando tenemos otros casos que pudieran ir a la par con esas vagabunderías del gobierno. Según tengo entendido Danilo le propuso al Comité Político del PLD su renuncia y estos no la aceptaron debido al riesgo que supone la salida del principal actor en estas vagabunderías. Ellos entienden que deberán recibir el apoyo contundente del gobierno, de lo contrario todos irían a la cárcel.

Por otra parte, el Procurador General se la juega fría haciendo malabares con el caso Odebrecht, incluso moldea la justicia a su antojo y a sabiendas que esto podría ponerle en aprietos.

Señores la sabiduría popular de los pueblos es, al final, venenosa para los corruptos y traidores a la patria, les recuerdo el caso de los paleros y calieses de la Era del Jefe, muchos la pasaron mal, muuuy mal. ¡La Marcha Verde nos enseña nuestro propio ritmo!

Apple Store Google Play
Continuar