Juez de EEUU impide que Texas recorte fondos federales a Planned Parenthood

Por EFE miércoles 22 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Washington, 22 feb (EFE).- Un juez de EEUU bloqueó este martes temporalmente el plan del estado de Texas para retirar fondos federales a la organización de planificación familiar Planned Parenthood, que practica abortos entre otros servicios.

El juez Sam Sparks, del tribunal del distrito oeste de Texas, dictó el bloqueo del plan al argumentar que el estado no ha presentado una prueba creíble sobre sus alegaciones de que la organización violó normas éticas en sus prácticas de aborto.

Este requerimiento preliminar del juez permite seguir recibiendo fondos del programa de salud para personas necesitadas (Medicaid) a 30 centros de Planned Parenthood que atienden a unos 12.500 pacientes con ese plan de cobertura sanitaria en Texas.

Texas anunció en diciembre su intención de cortar esos fondos federales a la organización por unos vídeos sobre una supuesta venta de tejido fetal que la Justicia demostró falsos.

Aunque ese era el argumento, lo cierto es que, por ley, los pacientes con Medicaid pueden beneficiarse de su cobertura para todos los servicios de la organización (pruebas de VIH, exámenes de cáncer) menos para los abortos.

El juez Sparks pidió al estado no implementar el plan hasta conocer su decisión, por lo que durante estos meses la organización ha seguido recibiendo los fondos federales.

El fiscal general del estado, Ken Paxton, anunció inmediatamente en un comunicado que Texas apelará la decisión judicial.

"La decisión es decepcionante y va contra la más básica decencia humana. La grabación sin edición de los vídeos encubiertos expuso una desvergonzada voluntad de miembros de Planned Parenthood para traficar con tejido fetal y manipular el momento y el método de un aborto. Incluso los restos de los criminales más despiadados se tratan con respeto", indicó en su nota.

La presidenta de Planned Parenthood Action Fund, Cecile Richards, celebró la decisión judicial como "una victoria para las mujeres de Texas".

"Nunca dejaremos de luchar por nuestras pacientes", afirmó en un comunicado.

Texas se convierte así en el sexto estado donde una corte federal ha mantenido a Planned Parenthood elegible para los reembolsos de Medicaid en todos los servicios menos el aborto.

Planes como el que quería llevar a cabo Texas han sido bloqueados ya en los estados de Arkansas, Alabama, Kansas, Misisipi y Luisiana.

Planned Parenthood es la mayor organización de planificación familiar de EEUU y, aunque siempre está en el punto de mira de los republicanos por practicar abortos, lo cierto es que ofrece muchos otros servicios como exámenes y tratamientos de cáncer, asesoramiento sobre anticonceptivos y pruebas de enfermedades de transmisión sexual.

Una de las promesas de campaña del presidente de EEUU, Donald Trump, fue la de retirar todos los fondos federales a esta organización, a pesar de que años atrás se había mostrado más abierto sobre el aborto.

Quien siempre ha sido un férreo antiabortista es su vicepresidente, Mike Pence, que en enero participó en la marcha anual de los autodenominados "provida" en Washington y proclamó que ese movimiento "está ganando" en EEUU tras la victoria de Trump, con las mayorías conservadoras en el Congreso y el gran poder republicano a nivel estatal. EFE

Apple Store Google Play
Continuar