Juez caso Petrobras dice que admira la política pero descarta ser candidato

Por EFE martes 15 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.-  El juez federal brasileño Sergio Moro, responsable de la instrucción del caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, afirmó hoy en Sao Paulo que es un admirador de los buenos políticos, pero descartó una posible candidatura presidencial como algunos sectores de la sociedad han propuesto.

“La política es bella y existen buenos políticos, pero se necesita un perfil y no me veo con ese perfil. Decidí mi carrera por la magistratura y no seré candidato”, declaró Moro durante la apertura del foto ‘Mitos y hechos de la Justicia brasileña’, promovido en Sao Paulo por la radio privada Jovem Pan.

Los nombres de Moro, que ganó gran notoriedad pública con la operación ‘Lava Jato’ (caso Petrobras), y del expresidente del Supremo Joaquim Barbosa, que condujo el juicio del ‘Mensalão’-otro de los grandes escándalos de corrupción que involucraron a políticos en Brasil-, se mencionan entre algunos sectores como potenciales candidatos para las elecciones del próximo año.

A finales de junio, una encuesta de intención de voto para las presidenciales de 2018 del Instituto Datafolha concluyó que si Moro se presentara a las elecciones sería el segundo candidato más votado, con el 14 %, apenas superado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que lograría el 29 % de los sufragios.

En su discurso de este martes, Moro instó a los poderes Legislativo y Ejecutivo a liderar más acciones en el combate a la corrupción y no limitar esa tarea al Judicial, la Policía y el Ministerio Público.

“La actuación contra la corrupción es casi exclusiva del sistema judicial y por eso necesitamos más reacción del Congreso y del Poder Ejecutivo”, apuntó Moro, para quien son “esencialmente importantes los cambios para disminuir las oportunidades de prácticas corruptas”, como la reforma política que se tramita en el Legislativo.

No obstante, Moro criticó los términos de la reforma, y subrayó la necesidad de cambiar el esquema de financiación de las campañas electorales para evitar que empresas que se benefician de créditos públicos hagan después millonarias donaciones a los partidos.

“Empresas contratantes del poder público no podrían hacer donaciones, me parece algo obvio”, afirmó.

Moro recordó que empresas que se adjudicaban contratos públicos hacían donaciones “a todo el espectro político, como si fuera una especie de contrato seguro” para su participación en licitaciones públicas y, por eso, “debería haber un límite muy rígido, muy estricto, para las donaciones y así el empresario no sentirse deudor”.

A su juicio, “más de 3.000 millones de reales (unos 936,3 millones de dólares) para costear las elecciones”, como han apuntado algunos analistas de la reforma que se gesta en el Congreso, es una cifra muy alta “en un momento de crisis fiscal”.

Durante el foro, en el que participaron importantes juristas de Brasil, como la presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF), Carmen Lucia Antunes, Moro se mostró optimista sobre los resultados del combate a la corrupción y confió en que el país puede mejorar su posición en la escala de la ONG Transparencia Internacional, donde ocupa el puesto 79.

“Aquí el caso Petrobras comenzó pequeño, pero después fue impresionando en todo”, resaltó el juez, quien admitió que en el país “la regla era la impunidad, pero en la ‘Lava Jato’ lo que más asusta es el carácter sistemático en el que la corrupción era también la regla del juego”.

Moro calificó a la ‘Lava Jato’ como una operación de “inversión barata” por su alcance y “las ganancias expresivas de recuperación del dinero desviado”, lo que debería permitir “aumentar los efectivos (de policías y fiscales) para llegar con los buenos resultados hasta el final”.

“La corrupción siempre va a existir, porque forma parte del ser humano con sus defectos y virtudes. Por eso no debemos tener retrocesos y es importante que la prensa, con su periodismo investigativo, informe a las personas, porque las personas tienen derecho a saber lo que está pasando”, concluyó. EFE